ZONA ARQUEOLÓGICA CUETLAJUCHITLÁN O LOS QUERENDE

Localización
Se ubica esta zona arqueológica en la porción norte del estado de Guerrero, ya en las cercanías con el estado de Morelos, en el municipio de Huitzuco de los Figueroa, en la comunidad de Paso Morelos.
Importancia
En el año de 1991, fue descubierta la Zona Arqueológica de Cuetlajuchitlan durante la construcción de la Autopista del Sol, al ubicarse el trazo carretero sobre los vestigios prehispánicos. Su hallazgo originó las exploraciones a cargo de Rubén Manzanilla y Arturo Talavera, quienes lograron excavar una porción del gran centro poblacional de 35 hectáreas que contiene ocupaciones humanas desde el año 800 a.C. al 950 d.C.  Para evitar la destrucción del asentamiento prehispánico por la obra carretera, fue realizado el túnel llamado Los Querendes.  Más tarde, en el año de 2008 se implementa el Proyecto Especial Cuetlajuchitlan para mantenimiento y estudio de la zona en mención.
Originalmente se había concebido al auge de Cuetlajuchitlan como propio del Preclásico Terminal, hacia el 200 a.C. debido a la correlación con la fecha de radiocarbono más temprana y aislada, de la pila de muestras que se obtuvieron. Estos datos otorgaban un desarrollo urbano excepcional muy temprano, pero de acuerdo a la revaloración de los datos aportados por las investigaciones anteriores y a los recientes trabajos, el auge urbano de esta zona arqueológica es hacia el 300 d.C. cuando se insertó el lugar en la esfera de desarrollo socio-cultural del Valle de Morelos, donde existía una interacción con la gran ciudad de Teotihuacan en el Altiplano Central.
Resta mencionar que en Cuetlajuchitlan se hallan las evidencias del surgimiento, florecimiento y caída de uno de los asentamientos más sobresalientes del estado de Guerrero, donde es posible observar aun la forma en que vivía una avanzada y organizada sociedad prehispánica.  Esto fue posible gracias a la conservación de este lugar, ya que de haberse destruido, se hubieran perdido para siempre evidencias únicas e irremplazables del pasado arqueológico.  Cronología: 800 a.C. a 950 d.C.  Ubicación cronológica principal: Clásico.
Descripción del sitio
En los 17 siglos que duró la ocupación humana en Cuetlajuchitlan se pueden observar cambios en los vestigios arqueológicos a través del tiempo, donde se han logrado identificar tres épocas. La primera de ella pertenece al Preclásico, y va del  800 a.C. al 200 d.C.  En ese tiempo Cuetlajuchitlan formó una de las aldeas agrícolas establecidas en lomeríos que se han registrado en la región, caracterizada por la presencia inicial de una cerámica blanca denominada Tetipan, contemporánea a la presencia de rasgos olmecas en el estado de Guerrero. Los vestigios correspondientes de esa temporalidad se hallan bajo las construcciones de la siguiente época.
Lo que inició como una aldea, hacia el Clásico (200 a 650 d.C.) se convirtió en un complejo asentamiento que fue favorecido por su ubicación geográfica, cristalizándose una elite local y una sociedad de corte urbano. En su florecimiento, se construyó con una traza bien definida, se dispusieron calzadas empedradas, sistemas de desagüe y canalización de agua. Las casas poseían muros de piedra y las techumbres eran soportadas por pilares de cilindros de cantera.  Existía un centro cívico ceremonial con unidades palaciegas a ambos lados  y las casas rodeaban patios rectangulares en lo que parece ser una organización por familias, las cuales se especializaban en la manufactura de distintos productos.  Como se mencionó, el fortalecimiento del lugar fue posible al integrarse con otros asentamientos del Valle de Morelos que fueron influenciados por Teotihuacan.
Siglos de crecimiento continuo y un desgaste en las instituciones ocasionó que hacia el año 650 los otrora espacios sagrados, de elite y cívicos, fueran siendo  ocupados por una población con una menor calidad de vida, visible en la sobreposición de cuartos, la segmentación de las unidades habitacionales, el hacinamiento y la baja elaboración en los sistemas constructivos. Estos cambios marcan la tercera época de Cuetlajuchitlan que va del 650 al 950 d.C. en lo que se denomina el periodo Epiclásico. Por los materiales que se han hallado, se puede inferir que esa sociedad se encontró integrada a la región Mezcala.
El lugar es desocupado por razones que aún desconocemos hacia el año 950 d.C., pudiendo deberse ese hecho a cambios climáticos que provocaron el abandono de muchos asentamientos durante el Epiclásico o al creciente ambiente bélico entre distintas etnias.  Por ello, mientras que en un principio su localización le otorgó a Cuetlajuchitlán elementos favorables, al final fue un aspecto que provocó su caída.
Acceso
Se llega desde la comunidad de Paso Morelos, ya sea por la Autopista del Sol en la caseta de Paso Morelos o por la carretera libre, desde la ciudad de Huitzuco. Recientemente la delegación de Caminos y Puentes Federales habilitó una bahía de estacionamiento en el carril que corre de Acapulco a México, a 200 metros pasando el túnel de los Querendes.
Servicios disponibles en la Zona Arqueológica Cuetlajuchitlán o Los Querende

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *