YO, DIOS, EXISTO

La Paz esté contigo, hija.

Por favor, Jesús, dame luz, para que pueda sentirte y escribir. 

  Vassula, la oración dicha de labios para afuera significa que la súplica es inútil.

Comprendí mi error. Pedí a Jesús este favor sin amor, sin pensar, sin sentirlo verdaderamente. Lo repetí, pero realmente sintiendo cada palabra y elevando mi alma hacia Él.

Entrega tu súplica a Mí, sintiéndome, como esta vez. Yo, Dios, siento. Yo siento todo. Yo debo recibir de tu súplica, amor desde las profundidades de tu alma, que Me está deseando, que Me está amando, sintiendo cada palabra que dices. Yo, Dios existo y siento.

Cualquier oración que es dicha de labios para afuera, es mejor que se quede enterrada. Las oraciones de palabra son invocaciones vociferando desde las tumbas. Recuerda que Yo existo y siento. Yo deseo que todos Mis hijos trabajen, dándome alegría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *