YIJINJING: EL CLÁSICO DE LA TRANSFORMACIÓN DE LOS TENDONES (I)

os ejercicios que conocemos como «las Yijinjing» fueron creados, según cuenta la tradición, por un monje budista proveniente de la India llamado Bodhidharma o Damo 1-, a quien se atribuye la introducción de los principios en los que se fundamenta el budismo Chan. Aunque en la actualidad los historiadores niegan no sólo que Damo fuera el creador de tales ejercicios sino incluso su propia existencia, lo cierto es que hoy en día se siguen practicando en todo el mundo.

BODHIDHARMA

Establecer la verdadera identidad de Bodhidharma es una cuestión difícil. Según Chang Reixia 2-, hasta la dinastía Tang (618-907), habrían arribado a China procedentes de la India unos treinta monjes llamados Dharma. El Bodhidharma que nos ocupa habría llegado a comienzos del siglo VI con el propósito de transmitir las verdaderas enseñanzas del budismo, que a su parecer se estaban perdiendo. En la capital del reino de Liang se entrevistó con el emperador Wu, que era budista, pero tras un primer encuentro en el que no llegaron a un acuerdo sobre la forma de demostrar la verdadera fe budista, el emperador se negó a recibirle de nuevo y reconocerle como patriarca del budismo Chan en China. Bodhidharma partió hacia el norte y es entonces cuando, según se dice, realiza una de las legendarias hazañas que se cuentan sobre él: al llegar al río Yangzi no encuentra ningún bote para cruzarlo y por eso decide hacerlo flotando sobre un simple junco. Esta y otras muchas historias comenzaron a extenderse entre la sociedad de su época, creándose poco a poco el mito sobre Damo que ha llegado hasta nosotros.

Según la tradición, se retira a una cueva cercana al templo de Shaolín, fundado en los últimos años del siglo V en la montaña sagrada Song, en la provincia de Henan. Allí, sentado mirando hacia una pared, medita durante nueve años. Según una versión, al cabo de ese periodo muere y, según otra, desaparece dejando como legado el Yijinjing 3– en un cofre de hierro. Existe una tercera variante según la cual se le atrofian las piernas 4-. Y otra leyenda más cuenta que a los siete años de comenzar su meditación no puede soportar el cansancio y se duerme. Para que esto no vuelva a sucederle, se corta los párpados, los arroja al suelo y de ellos surge la planta del té. En algunos textos chinos se le llama «el bárbaro de ojos azules» 5– y tradicionalmente se le representa con barba y expresión malhumorada.
BodhidharmaBLAS YIJINJING

La leyenda más conocida sobre Bodhidharma cuenta que, durante su estancia en el templo Shaolín, observa que los monjes gozan de un alto desarrollo espiritual pero no así de una buena condición física. Creyendo que sin un cuerpo sano y fuerte la meta final del cultivo del espíritu es difícil de alcanzar, crea los ejercicios recogidos en el Yijinjing. Más adelante este entrenamiento se aplicaría a las artes marciales, lo que redundaría en una considerable mejora de la eficacia de sus técnicas, creándose así el Qigong marcial.

En la actualidad el objetivo que impulsa a la mayoría de las personas a practicar las yijinjinges el terapéutico. Con su práctica aumenta la resistencia y elasticidad de los tendones y se acrecienta la reserva de qi, favoreciendo su circulación por los meridianos Dumai Renmai y eliminando estancamientos en los doce canales. Ejercitándolas correctamente y de manera regular podremos observar resultados en un periodo de tiempo relativamente corto. Si por el contrario descuidamos los principios de su correcta ejecución pueden llegar a ser perjudiciales para nuestra salud. Por ello, se deberán practicar siempre bajo la dirección de un profesor cualificado. El objetivo de este artículo es ofrecer unos apuntes sobre el entrenamiento de las yijinjing según las realizamos en el Círculo del Retiro. No se trata ni mucho menos de una descripción exhaustiva para su práctica, sino simplemente señalar aquellos puntos en que debemos fijar principalmente nuestra atención y las sensaciones que debemos buscar. Las variantes sobre los ejercicios son múltiples, por lo que ni el número de ellos ni la forma de denominarlos tienen necesariamente que coincidir con los de otras escuelas. Incluso hay variaciones en su forma de realización, pudiéndose practicar de manera más relajada o con más tensión.

Las yijinjing tienen unas características propias que las diferencian de las artes marciales internas como el Taijiquan. Las articulaciones de codos y rodillas llegan a su máxima amplitud y en casi todos los ejercicios se busca un estiramiento de los tendones y fascias, aunque hay que estar vigilantes para que esa tensión no sea excesiva 6-. El alargamiento es progresivo y cuando alcanza su límite máximo se mantiene la postura durante un tiempo, a diferencia de otros tipos de qigong donde se busca un trabajo de tensión/relajación. Este tiempo se prolonga según sea la condición física del practicante y la exigencia que se le quiera dar al entrenamiento, pudiéndose aumentar gradualmente hasta llegar a varios minutos. Los músculos deben permanecer relajados, sin contraerse, ya que si se tensan de forma intencionada la circulación del qi en esa zona se hará más lenta y los tejidos perderán su elasticidad natural. Las posturas se realizan con respiración natural y en algunos casos se presionan ciertos puntos energéticos. Puede realizarse toda la serie en secuencia correlativa o bien seleccionar un ejercicio o grupos de ellos con una función determinada.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *