Vulnerables a los analgésicos

Un grupo de expertos del Instituto Nacional para la Salud y la Excelencia Clínica del Reino Unido(NICE, en sus siglas en inglés) recomienda restringir el uso de analgésicos para el dolor de cabeza después de haber detectado que hay muchos ciudadanos que podrían estar sufriendo este tipo de dolencias precisamente por un consumo excesivo de estos medicamentos.
Los fármacos que podrían estar causando este trastorno son paracetamol (acetaminofeno), aspirina y los antiinflamatorios no esteroideos (AINES), como ibuprofeno, cuando se usan durante más de 15 días al mes. Asimismo, los triptanos, opioides, ergolinas también podrían causarlo si se toman durante al menos 10 días al mes. Según los científicos, aún no se tienen datos precisos sobre la incidencia de este tipo de trastornos, pero podrían afectar a entre un 1 y 2 por ciento de la población, aunque laOrganización Mundial de la Salud (OMS) eleva la cifra hasta un 5 por ciento. Además, precisan que el dolor padecido es similar al que causan situaciones de tensión o una migraña, con la diferencia de que «su causa son los medicamentos».
Martin Underwood, de la Escuela Médica de Warwick (Inglaterra) y director del grupo de expertos, ha reconocido a la BBC que «esto puede terminar convirtiéndose en un círculo vicioso en el que tu dolor empeora y tú tomas más analgésicos y entonces su dolor se vuelve aún peor y así sucesivamente».

Efectos nocivos

Los científicos no saben exactamente porqué los analgésicos tienen este efecto en el cerebro. Se piensa que la mayoría de las personas afectadas comienzan con un dolor común que suele curarse con este tipo de medicamentos. No obstante, según ha añadido Manjit Matharu, neurólogo del Hospital Nacional de Neurología y Neurocirugía de Londres, hay un punto de inflexión a los 10 o 15 días de usar fármacos para el dolor en el que estos pasan a ser un problema. «La proporción de personas que toman analgésicos en exceso para el dolor de cabeza es de una por cada 50, por lo que se podría estimar que hay (en el Reino Unido) un millón de personas que tienen dolor de cabeza casi todos los días debido al uso de analgésicos», ha asegurado.
Ambos autores apuntan a que las personas con antecedentes familiares de esta dolencia pueden sergenéticamente más vulnerables al uso excesivo de medicamentos. Por todo ello, el NICE aconseja a los médicos que digan a sus pacientes que detengan de inmediato el uso de analgésicos, a pesar incluso de que esto puede dar lugar a «días de agonía» en los que los pacientes no podrían tomar el fármaco hasta que los síntomas eventualmente mejoren.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *