Volver a las fuentes

Romi Krawiecki, Rosh Jinují de la Comunidad, nos deja una reflexión sobre la Parasha de esta semana :Kedoshim.

 

 

Como muchos definen, el judaísmo es una forma de vida. El concepto de religión queda acotado al pensar en rituales y preceptos. El concepto de ley, escasea de todo lo vinculado a las tradiciones y costumbres que se transmiten con el paso de las generaciones. Por eso pensar en una forma de vida puede abarcar aspectos más revelados y otros menos.

Aparecen por lo tanto en nuestra Tora leyes que no solo nos muestran un camino religioso a seguir sino que también aspectos morales y éticos. Estos incluyen : la prohibición contra idolatría, la Mitzvá de caridad, el principio de igualdad frente a la ley, Shabat, moralidad sexual, honestidad en los negocios, honor y temor a los padres, la importancia de la vida. Y por último una de las frases más significativas para nuestro pueblo : Ama a tu prójimo como a ti mismo. Es aquí cuando en el judaísmo puede integrarse aspectos únicos religiosos como así también aspectos universales y comunes. Esta comunidad nos debería permitir una integración y aceptación mayor a la actual. Tomar a la Tora como una base y un modelo, no solo para la forma de vida de nuestro pueblo sino para compartir con toda la humanidad.

Pero el mayor aprendizaje debe ser el de nuestro pueblo. Volver a las fuentes, aprenderlas, conocerlas y llevarlas a la práctica. Si éstas pueden ser un modelo a seguir en “nuestra forma de vida” ya estaremos contribuyendo a un bienestar común y a la continuidad de nuestro pueblo milenario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *