VEGETARIANISMO – LA DIABETES

HONGOS

Qué es la diabetes

La diabetes aparece cuando el mecanismo para transformar la glucosa en energía ya no funciona correctamente. La insulina, una hormona producida por el páncreas, se necesita para convertir la glucosa en energía. Si el páncreas no produce suficiente insulina, o si el cuerpo no puede usar la insulina, la diabetes aparece. Esto causa unos niveles anormalmente altos de glucosa en la sangre, dando lugar a una variedad de síntomas. Niveles altos de glucosa durante varios años pueden dañar distintas partes del cuerpo.

Hay dos tipos de diabetes, de tipo 1 y de tipo 2. En la diabetes de tipo 1, normalmente diagnosticada antes de los 40 años de edad, hay una completa o casi completa ausencia de insulina, debido a la destrucción de las células productoras de insulina. El tratamiento de insulina es esencial para sobrevivir y el tratamiento se realiza mediante inyecciones de insulina y la dieta. En la de tipo 2, el cuerpo todavía produce insulina pero o no se produce suficiente o no funciona de manera correcta. El tratamiento puede ser sólo a través de la dieta o con pastillas y dieta y algunas veces también con insulina. En el pasado la de tipo 2 se supuso que afectaba solamente a personas de más de 40 años, pero ahora está afectando incluso a gente más joven.

Recomendaciones dietéticas

La dieta recomendada para personas con diabetes es una dieta sana, que es lo que se recomienda a todo el mundo. Los requerimientos dietéticos pueden variar con la edad, el peso y el nivel de actividad. Su médico de cabecera le puede remitir a un nutricionista para que le aconseje en su caso específico.

Los puntos principales a recordar

  • Coma las comidas habituales y algún tentempié si es necesario
  • Incluya en cada comida algún alimento rico en almidón
  • Elija alimentos ricos en fibra
  • Coma a diario muchas frutas y verduras
  • Evite las grasas saturadas e hidrogenadas
  • Limite el azúcar y alimentos azucarados
  • Limite la sal
  • Controle su peso

Lo que sigue son sugerencias más detalladas para un pauta diaria en las comidas.

Cómo comer más fibra

Una dieta rica en fibra es importante para la diabetes. La fibra soluble de las legumbres como la de los guisantes, judias y lentejas y la que está en las verduras, frutas y la avena es particularmente buena para controlar los niveles de azúcar en la sangre. No hay fibra en los productos animales, así que la dieta vegana tiene una clara ventaja. Cuando comemos más fibra es importante beber mucho líquido.

Las frutas y verduras

Trate de consumir a diario un mínimo de cinco raciones de frutas y verduras -un vaso pequeño de zumo de fruta cuenta como una ración, pero debe ser tomado con una comida; demasiado zumo de frutas puede hacer aumentar mucho los niveles de azúcar en la sangre. Si elige fruta en conserva, cómprerla en zumo natural en lugar de en almíbar. Coma sólo pequeñas cantidades de fruta seca, pues es una forma concentrada de azúcar.

La grasa

Las recomendaciones son reducir las grasas saturadas, que se encuentran principalmente en los productos animales como la carne, la mantequilla, la manteca de cerdo y en los productos lácteos. Reducir las grasas en general ayuda a controlar el peso, lo que a su vez ayuda a controlar la diabetes. Si usas aceite, elige uno insaturado como el de oliva o el de colza. Elige patés vegetales hechos con grasas no hidrogenadas. Utiliza menos aceite para cocinar -cocine a la plancha, escalfe o cueza en vez de freír. Tenga cuidado con las grasas ocultas en pasteles, galletas y alimentos precocinados, así como en los cómodos alimentos veganos tales como salchichas, empanadas y hamburguesas.

Cómo reducir su consumo de azúcar

Es importante evitar las grandes cantidades de azúcar y los alimentos azucarados, pero no es necesario rechazar todo el azúcar. Como parte de una comida rica en fibra, una pequeña porción ocasional de un postre que contenga azúcar no causará una rápida subida de los niveles de azúcar en sangre. Las comidas con mucho azúcar son a menudo bajas en fibra y altas en grasa y calorías, así que no nos ayudan a controlar los niveles de sangre ni el peso. Hay muchos productos bajos en azúcar que pueden ser opciones más sanas.

Elija mermeladas con poco o sin azúcar añadido y compotas y postres sin azúcar. Utilice fruta fresca como tentempié. En la medida de que su pauta alimenticia diaria sea sana, una esporádica comida de celebración o una pequeña cantidad de chocolate o pastel no le hará daño.

La sal

Demasiada sal en la dieta puede aumentar la presión sanguínea, lo que puede contribuir a una enfermedad cardiaca o a un infarto. Mucha de la sal que consumimos está en los alimentos procesados. Limite las alimentos salados como las patatas fritas, los cacahuetes y la salsa de soja. Intente usar menos sal al cocinar y en la mesa o use una alternativa baja en sodio.

El alcohol

El alcohol puede producir un nivel bajo de azúcar en la sangre (hipoglucemia), así que no beba con el estómago vacío. Mantenga límites sensatos – no más de 2-3 unidades al día para las mujeres y no más de 3-4 unidades al día para los hombres. Una unidad es equivalente a una caña de cerveza o un vaso pequeño de vino. Mezcle con bebidas sin azúcar o light.

El índice glucémico

El índice glucémico (IG) es una medida de lo rápido o despacio que los carbohidratos de los alimentos son absorbidos. Muchos profesionales de la salud abogan por una dieta que contenga alimentos con un IG bajo, ya que son más lentamente absorbidos en el torrente sanguíneo, provocando un menor aumento de los niveles de azúcar en sangre, así ayudamos a mantener los niveles de glucosa en sangre estables. La mayoría de los alimentos con un índice glucémico bajo son alimentos saludables: por ejemplo, porridge, muesli, judías y legumbrespasta, noodles, nueces y semillas, granos integrales, pan de pita o el boniato.

El ejercicio

Para obtener los beneficios, el ejercicio necesita ser llevado a cabo de manera regular. Esto ayudará a controlar tanto sus niveles de azúcar en sangre como su peso. Se recomienda hacer al menos 30 minutos de ejercicio enérgico cinco veces a la semana, pero consulte con su médico antes de empezar cualquier programa de ejercicios.

Vea también el artículo de la dietista Sandra Hood ‘Diabetes and the vegan diet’ (en inglés – PDF 57KB).

Algunos recursos en castellano sobre dieta vegana y diabetes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *