Vándalos destruyeron un memorial dedicado a las víctimas del pogrom en Polonia

Vándalos destruyeron un memorial dedicado a las víctimas del pogrom en Polonia

01.09.2011 07:59  |
Vándalos destruyeron un monumento a las víctimas del pogrom contra los judíos en Polonia durante la Segunda Guerra Mundial, cubriéndolo con inscripciones racistas y cruces gamadas de pintura verde.
Este hecho fue el último de una reciente serie de actos racistas y xenófobos de vandalismo dirigidos a las pequeñas comunidades judías y musulmanes en el este de Polonia, así como la pequeña minoría lituana.
Al menos 340 judíos fueron quemados vivos por sus vecinos polacos en un granero en el pogromo de 1941 en la ciudad oriental de Jedwabne. El sitio más tarde se convirtió en un monumento conmemorativo.
«El miércoles a una patrulla policial se encontró con el sitio devastado. De inmediato inició una investigación», dijo Andrzej Baranowski, portavoz de la policía en la cercana ciudad de Bialystok.
Los vándalos también taparon un muro que rodea el monumento con carteles que decían «no me arrepiento de Jedwabne» y «Ellos son muy inflamables». Además pintaron las frases en hebreo y los signos de Polonia en el propio monumento con pintura.
«Este es un ejemplo perfecto de vandalismo y estupidez, pero no sabemos los motivos exactos todavía», agregó Baranowski, según consignó The Jerusalem Post.
Todos los recientes incidentes antisemitas y xenófobos fueron perpetrados probablemente por las mismas personas, según estimó el Ministerio del Interior de Polonia.
Los voceros de la cartera confirmaron que todos los ataques “están siendo investigados por la policía de Bialystok”.
Una investigación de 2001 concluyó que el pogrom polaco de Jedwabne fue inspirado por los líderes de la ocupación nazi en Polonia y el caso sigue siendo un recuerdo traumático para los judíos y muchos polacos en la actualidad.
Polonia era el hogar de la mayor población judía de Europa hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando la mayoría de sus ciudadanos judíos perecieron en el Holocausto.
Los pocos que sobrevivieron a la guerra tuvieron que enfrentar la opresión periódica impuesta por el régimen comunista instalado en Polonia después de 1945.
Polonia es un gran país católico homogéneo, pero las minorías religiosas y étnicas son más comunes en la región oriental, cerca de la frontera con Bielorrusia y Ucrania.
__._,_.___
ACTIVIDAD RECIENTE:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *