Válvula cardiaca protésica expandible para niños

Las válvulas protésicas expandibles para niños con enfermedad cardiaca congénita (ECC) pueden agrandarse cuando los niños crecen, reduciendo la necesidad de cirugías futuras de reemplazo.

Desarrollada por investigadores del Hospital de Niños Boston (BCH; MA, EUA), el nuevo paradigma de reemplazo de válvula mitral expandible tiene potencial para revolucionar el cuidado de los bebés y los niños con enfermedad compleja de la válvula mitral. La válvula expandible es una versión modificada de la válvula Melody, un conducto de vena yugular bovina hecha por Medtronic (Fridley, MN, EUA). Pero mientras que la válvula Melody está aprobada por la Dirección de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) para el reemplazo de la válvula pulmonar, esos son los primeros casos de su uso como un reemplazo de la válvula mitral.

Uno de los pacientes, un bebé de nueve meses, tenía una válvula mitral que parecía irreparable y fue reemplazada con una válvula Melody modificada. Varios meses más tarde, los investigadores pudieron expandir exitosamente el reemplazo en un procedimiento de cateterización cardiaca. Cuando compararon con una operación torácica mayor repetida, una cateterización cardiaca—que incluye la inserción de un catéter fino en el corazón a través de un vaso en la ingle—es mucho menos invasiva y requiere menos tiempo de recuperación. Desde entonces, los investigadores han realizado el procedimiento en un adicional de tres pacientes, dos de los cuales ya se han sometido a las primeras dilataciones de válvula relacionadas con el crecimiento. Los resultados de la cirugía fueron publicados en la edición de Octubre de 2012 de la revista “Annals of Thoracic Surgery”.

“Queríamos encontrar una solución que nos permitiera expandir una válvula cuando un niño crece y evitar llevarlo de nuevo a la sala de cirugía”, dijo el autor principal Sitaram Emani, MD, del departamento de cirugía cardiaca. “Esta válvula modificada puede expandirse dentro de un paciente por medio de cateterización cardiaca, permitiéndonos potencialmente dejar la válvula en su lugar hasta que un paciente se vuelva adulto y reduciendo el número de operaciones y el riesgo de inflamación pulmonar relacionada con la filtración valvular. Abre la oportunidad de realizar el reemplazo de válvula mitral en más niños y en un momento más temprano de lo que ha sido posible históricamente”.

El cuidado de los pacientes con enfermedad de la válvula mitral, que controla el flujo de sangre de la aurícula izquierda, puede ser muy complicado. Si un niño necesita un reemplazo de válvula mitral, hay solo un número limitado de opciones disponibles, de las cuales todas tienen una limitación en común: tienen un diámetro fijo y no pueden crecer con el niño. Así, los niños que se someten a reemplazo de válvula mitral deben someterse a cirugías futuras adicionales para tener válvulas nuevas, más grandes implantadas cuando superan sus reemplazos. Sin embargo, una vez implantadas, las válvulas de diámetro fijo restringen el crecimiento del anillo de la válvula mitral; esto limita el tamaño de las válvulas que se pueden implantar en las operaciones de reemplazo repetidas posteriores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *