VALE LA PENA

Cuando hayas cortado el último árbol, contaminado el último río y pescado el último pez, te darás cuenta de que el dinero no se puede comer.

La tierra no es una herencia de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos. Cuidémosla.

——————————————————————————–

——————————————————————————–

——————————————————————————–

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *