Utilidad de las pruebas neurofisiológicas como apoyo al test DSM-IV en el diagnóstico de TDAH.

ntroducción: El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es un síndrome conductual con bases neurobiológicas. Tiene una elevada prevalencia en nuestro medio que, según estimaciones, afecta entre un 5% y un 10% de la población infanto-juvenil, siendo más frecuente en varones. La principal dificultad para su diagnóstico se encuentra en la ausencia de pruebas objetivas y que describan el grado de afectación. En la actualidad el diagnóstico requiere que el paciente presente al menos 6 de los 9 ítems que describe el DSM-IV (para inatención y/o impulsividad-hiperactividad). La onda P300 es un tipo de potenciales evocados cognitivos que se utiliza habitualmente para evaluar los procesos cognitivos y la atención. Objetivos: Analizar la latencia de la onda P300 con protocolo auditivo, los errores de omisión y comisión en 400 pacientes con sospecha de TDAH y comparar la relación con el número de ítems del DSM-IV que presenta el paciente para valorar la atención. Conclusión: Los valores obtenidos en las pruebas neurofisiológicas no guardan relación con los ítems del test DSM-IV pero si con los errores de omisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *