Usan huevos de rana para desarrollar medicina regeneradora

  • Usan huevos de rana para desarrollar medicina regeneradoraFoto: Thinkstock/GettyImages

Los huevos de xenopus, ranas carnívoras africanas, facilitan la programación de células y abren perspectivas en el campo de la medicina regeneradora, según han descubierto científicos franceses en Montpellier (sur)

 

 

Un equipo del Instituto de Genética Humana de esa ciudad, en colaboración con el Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS), han conseguido multiplicar la capacidad real de transformación de células de piel de ratón en células madre con ayuda de esos huevos.

Su aplicación ha servido para multiplicar por cien esa eficacia mediante una técnica doble: la inyección de cuatro genes específicos en el núcleo de las células de ratón y su posterior incubación en un extracto de los huevos de las xenopus.

«Estos resultados confirman el interés de las células madre resultantes de células diferenciadas para hacer autoimplantes y abren perspectivas terapéuticas interesantes en el ámbito de la medicina regeneradora», según un comunicado del CNRS.

El equipo dirigido por Marcel Méchali ha logrado multiplicar mediante esa técnica y por un factor mayor que 100 la obtención de células madre pluripotentes inducidas (IPS por sus siglas en inglés).

El interés que presentan los huevos de xenopus (una rana bien conocida por los científicos por sus aplicaciones en investigación) es que se pueden conseguir en grandes cantidades, al contrario de los ovocitos de mamíferos.

Con la técnica mixta mencionada, el núcleo de las células se programa doblemente, aunque todavía no del todo; otra ventaja descubierta por los científicos franceses es que el extracto de huevos de xenopus ha permitido programas células de maneras que no se podía hacer solo con la combinación de genes.

Los científicos admiten que todavía queda por identificar los componentes presentes en esos extractos de huevos que son capaces de borrar la identidad de células diferenciadas.

Los trabajos realizados confirman, según el CNRS, las posibilidades de las células IPS en el ámbito de la medicina regneradora.

«Capaces de volver a diferenciarse en cualquier tipo de tejido, las células IPS podrían en el futuro permitir sustituir células enfermas o destruidas por ataque de otras células del paciente y reconstruir de ese modo el órgano o el tejido dañado por una enfermedad o accidente, sin problema de rechazo», explicó el CNRS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *