Una tinta electrónica para crear circuitos

Los circuitos hechos con tintas conductoras que pueden soportar los rigores de la presión, el calor y la humedad están reemplazando al alambre de cobre y las voluminosas conexiones en muchos productos nuevos. Los circuitos de tinta, típicamente hechos con una variedad de materiales conductores, son impresos sobre superficies como plástico, tela y papel, lo que reduce el peso y las dimensiones de los componentes cableados.

Una compañía, T-Ink, ha desarrollado tintas tan robustas que los circuitos, sensores e interruptores pueden ser impresos sobre plástico plano y después moldeados en componentes tridimensionales que controlan luces de techo y en los automóviles. El panel de control es sensible al tacto, así que con sólo un toque puede encender las luces. Y el proceso es potencialmente menos costoso que los métodos actuales.

Los cableados, interruptores y sensores impresos de T-Ink para sus paneles automotrices requieren de propiedades inusuales de la tinta, dijo John Gentile, fundador y codirector creativo de la compañía, con sede en Manhattan.

«La tinta tiene que ser muy dura cuando la encierras en plástico derretido a 260 grados centígrados para hacer una pieza sólida», dijo Gentile. «No se debe desprender al contacto con el plástico derretido».

El primero de los paneles moldeados para automóviles de la compañía será embarcado en septiembre, comentó Gentile, y prevé que serán utilizados en 1.2 millones de autos el próximo año.

Para usos textiles, los circuitos pueden imprimirse directamente sobre la tela. También pueden imprimirse en una hoja de papel con pegamento en un lado y transferidos a la tela en una prensa de calor. «Cuenta hasta 10, desprende el papel, y ese trozo de tela tiene los circuitos, sensores, botones e interruptores», dijo Gentile.

Los circuitos de T-Ink pueden imprimirse mediante técnicas de impresión estándar. Con frecuencia, los circuitos están hechos de muchas capas de tintas conductoras y no conductoras, indicó Peter Harrop, presidente de IDTechEx, compañía consultora en Cambridge, Inglaterra.

Novalia, pequeña compañía de Cambridge, diseña productos interactivos impresos con tinta conductora, concentrándose en hacer la tinta interactiva por contacto, dijo Kate Stone, su fundadora y directora administrativa.

La compañía ha mostrado pósters de papel interactivos y parlantes que la gente puede tocar como lo haría con la pantalla de un iPhone o un iPad. El póster se conecta en forma inalámbrica a un iPad. Si tocas el póster para elegir diferentes clips de canciones, la música puede escucharse en el iPad.

Stone dice que el papel, como la tinta, tiene un futuro electrónico.

«El papel puede ser mucho más interactivo», comentó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *