Una muestra de ecumenismo serbio-croata

Ириней, Святейший Патриарх Сербский, Митрополит Белградо-Карловацкий (Гаврилович Мирослав)

Su Santidad Ireneo

Metropolita de Belgrado y Karlovci

Patriarca de Serbia

Una muestra de ecumenismo serbio-croata

 

A instancias del patriarca Irineo, en el marco del Santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Serbia, y auspiciosos encuentros que tuvieron lugar en Zagreb, ortodoxos serbios fortalecen lazos con católicos romanos croatas. Las autoridades religiosas llamaron en forma conjunta a cerrar las heridas de la guerra serbio-croata.

 


 

Zagreb – Croacia, 08 de junio de 2012.- Su Santidad Irineo, Patriarca de Serbia y el Santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Serbia, fortalecieron, hoy, en esta ciudad, los lazos ecuménicos con la Iglesia Católica Romana de Croacia, en una serie de encuentros en los que también participaron los máximos responsables políticos croatas.

 

«El pueblo croata y el pueblo serbio que vive en Croacia deben acercarse lo más posible», declaró Irineo después de conversar con el presidente croata, Ivo Josipovic, según la emisora nacional «Radio Croacia».

 

El mandatario croata opinó que la visita del Santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Serbia es un «importante acontecimiento ecuménico que hace aportaciones a la paz y la amistad entre las personas, religiones y pueblos».

 

El sínodo de la Iglesia Ortodoxa Serbia que, por primera vez en la historia, se encuentra en Croacia desde el jueves y la Conferencia Episcopal de la Iglesia Católica Romana de Croacia publicaron hoy, después de reunirse, un comunicado conjunto en el que llaman a cerrar las heridas de la guerra serbio-croata (1991-1995).

 

«Los obispos de ambas iglesias alientan a todas las instituciones eclesiásticas, estatales y ciudadanas, en todos los niveles, a hacer todo los posible para eliminar las consecuencias de la guerra, para suavizar el sufrimiento de los afectados», según la nota conjunta publicada por la agencia de noticias católica IKA.

 

Las dos iglesias instan, entre otros aspectos, al retorno de todos los refugiados a sus hogares y la facilitación de informaciones sobre personas desaparecidas en la guerra.

 

Además, abordaron otras muchas cuestiones, como la necesidad de proteger la vida humana desde la concepción hasta la muerte y asuntos relativos a la actividad pastoral.

 

Los serbios, de confesión cristiana ortodoxa, son la mayor minoría nacional de Croacia, con algo más de 200.000 personas, lo que supone el 4,5 por ciento de la población total de este país de mayoría católica romana, aunque antes de la guerra había casi 600.000.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *