Una familia cirbonera pide donantes de médula para salvar a su hijo enfermo

DE SIETE AÑOS, PADECE LEUCEMIA Y NECESITA URGENTEMENTE UN TRANSPLANTE

Los padres del menor piden a la población que se realicen las pruebas de compatibilidad que podrían salvar a su hijo

CINTRUÉNIGO. Los padres del niño cirbonero de 7 años Mario Forcada Sesma, el menor de dos hermanos, han lanzado un SOS a través de las redes sociales para conseguir una donación de médula que pueda curarle la leucemia que padece y cuyo tratamiento, a base de quimioterapia, finaliza dentro de dos meses.

Sebas Forcada y Eva Sesma son los padres de este pequeño, a quien se le diagnosticó la reproducción de la enfermedad el pasado 15 de julio, durante una revisión ordinaria para vigilar el proceso anterior del que se creía que estaba curado. Desde entonces y hasta el próximo diciembre, Mario está siendo sometido a un duro tratamiento cuyo proceso no está dando lo resultados de la primera vez, por lo que urge hacer un transplante de médula ósea.

Eva Sesma, madre del menor, afirma que las pruebas efectuadas a la familia más directa no han sido positivas. El pequeño posee un tipo de médula especial y está incluido en una lista del Banco Mundial de Médula ya que, según el oncólogo que trata al niño en Pamplona, una vez concluya el tratamiento no existe otra alternativa.

Pese a lo complicado que resulta encontrar un donante idóneo, sus padres y familiares directos se han movilizado por la causa. En Cintruénigo numerosos carteles informan de la situación de Mario y explican las diferentes formas de colaborar. Además, la aparición de la familia en el canal local de televisión ha despertado el sentimiento solidario de los cirboneros. Prueba de ello es la impresionante respuesta que ha obtenido el Centro de Donación de Tudela, que el pasado viernes no pudo atender a todos los que hasta allí se desplazaron para donar por problemas de infraestructura.

Según explicó la madre de Mario, la prueba es muy sencilla, consiste en que personas de edades comprendidas entre 18 y 55 años acudan a este centro para una pequeña extracción de sangre. A continuación, se lleva a cabo una comprobación para ver si existe compatibilidad. Este proceso dura aproximadamente dos meses, justo el tiempo que le queda al pequeño para finalizar el tratamiento actual.

El Ayuntamiento de Cintruénigo ha querido mostrar su apoyo a la familia mediante un bando en el que insta a la población a ser solidaria y ha gestionado para que las pruebas se puedan realizar también en el centro de salud cirbonero. La familia del pequeño ha querido agradecer todas las muestras de cariño recibidas tanto en su localidad como a través de las redes sociales y ha recordado que las pruebas servirán para encontrar compatibilidad y servir de ayuda para otros casos.

El centro de donación de Tudela, situado en la calle Eza, permanece abierto de lunes a viernes en horario de mañana. Además, también es posible realizar donaciones los martes por la tarde y un fin de semana al mes de manera alterna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *