Un test ocular puede detectar la esclerosis múltiple

Según un trabajo que se publica en Neurology, un simple examen de vista puede ser una manera rápida y fácil de controlar a los pacientes con esclerosis múltiple. La técnica, denominada Tomografía de Coherencia Óptica (TCO), es un escáner que mide el grosor del recubrimiento interior del ojo, la retina. El análisis se realiza en unos cuantos minutos en cada ojo y puede ser llevado a cabo de forma rutinaria

En el ensayo, realizado por investigadores de la Escuela de Medicina Johns Hopkins (EE.UU.), participaron 164 personas con Esclerosis Múltiple (EM). En ellos se ha podido comprobar que los que mostraban un adelgazamiento de la retina tenían una forma más precoz y más activa de la enfermedad. Los autores consideran que se deberán llevar a cabo ensayos clínicos más amplios con un seguimiento más largo para juzgar si el análisis puede ser útil en la práctica clínica.
Ahora, con esta nueva técnica los científicos creen que se podría evaluar la progresión de la enfermedad, ya que la técnica permite medir el grosor de las fibras nerviosas ubicadas en la retina que, a diferencia del resto de neuronas del cerebro que están cubiertas con mielina protectora, éstas no tienen esa capa de mielina.
El estudio en Johns Hopkins encontró que las personas con recaídas de EM muestran un adelgazamiento más rápido de la retina que las personas con EM que no sufren recaídas. De la misma forma, las personas con EM que tenían lesiones inflamatorias visibles en los escáneres cerebrales, también mostraron un adelgazamiento retinal más rápido que aquellas sin lesiones cerebrales visibles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *