Un relato vital sobre el autismo


“El día 19 de enero del año 2011 nuestras vidas cambiaron para siempre. Un neuropediatra puso nombre a las rarezas de mi hijo, nos hizo asomar a un abismo de ignorancia y nos impulsó a emprender un camino de rosas y espinas”. Estos fueron los pensamientos de Amaya Áriz, la madre de un niño autista.

 

Mario fue diagnosticado de autismo hace algo más de un año

Hace algo más de un año los médicos confirmaron a Amaya Áriz lo que ya se temían: su hijo Mario, de tres años, tenía autismo. Como vía de desahogo, Amaya comenzó a escribir un blog llamado `La alegría muda de Mario´. La bitácora resultó ser todo un éxito y ya tiene más de 60.000 lectores, muchos de ellos también padres o familiares de personas afectadas de autismo.

 

Basándose en su blog, esta madre infatigable ha publicado un libro con el mismo nombre. Un relato vital que emociona desde el primer momento y por el que ha obtenido un premio de la Fundación Cáser. Todos los beneficios de las ventas del libro, que ya se ha convertido en un best-seller, irán a parar a la Asociación Navarra de Autismo (ANA) y se emplearán para apoyar su proyecto de Escuela de Verano con Intervención Terapeútica.

 

¿Qué es el autismo?

 

El trastorno del espectro autista (TEA) es un trastorno neurológico que afecta a la socialización, a la inteligencia emocional y a la comunicación. Algunos síntomas del autismo son dificultades en la atención y problemas con el uso social del lenguaje y con la comunicación no verbal. Son personas que tienden a adherirse a rutinas y que se sienten confusos y ansiosos cuando estas se ven alteradas.

 

Por fortuna, poco a poco se va sabiendo más de los trastornos conductuales y muchas asociaciones como la ANA ofrecen información, materiales y recursos para asesorar a los familiares de afectados por el autismo. Personas como Amaya realizan una labor imprescindible al compartir su experiencia y crear una red de apoyo que está posibilitando una mejor atención y diagnóstico del trastorno, así como la sensibilización de buena parte de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *