Un pensamiento de Shabat B’H – בה 31 de agosto de 2013 – 25 de elul de 5773

 

31 de agosto de 2013 – 25 de elul de 5773
 
Encendido de velas el viernes anterior: 18:15 horas
Parasha: Nitzavim-Vaielej / Deuteronomio 29:9-31:30
Haftara: Isaías 61:10-63:9
Conclusión del Shabat: 19:12 horas
 
x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x
 
“La oración es un punto de vista desde el cual observamos, desde el cual respondemos a los desafíos que enfrentamos… La oración es necesaria para que nos demos cuenta de nuestras fallas, de nuestras reincidencias, de nuestras transgresiones, de nuestros pecados…”
(A.J. Heschel, Democracia y otros ensayos).
Hoy comienza el último Shabat del año, la cuenta regresiva se pone en acción, 3, 2, 1 y un nuevo año empieza…
Si seguimos con este ritmo frenético de corridas, días interminables de trabajo, breves momentos en familia y, ni que hablar que segundos de meditación y oración, comenzar este año nuevo con un balance del alma realizado, será una misión imposible.
De acuerdo a la tradición judía, Dios creó al mundo en seis días y el séptimo paró de crear. Varios Rabinos explican que la acción de parar de crear, tuvo que ver también con un acto reflexivo, el cual estuvo destinado a enseñarnos a los seres humanos a que debíamos frenar para poder contemplar lo realizado. Del mismo modo que muchas veces los padres nos enseñan con el ejemplo, Dios nos quiso demostrar que para crear nuestro mundo personal, debíamos trabajar pero también hacer una pausa para evaluar lo realizado.
Ahora bien, si ese día lo pasamos, solo descansando, viendo la TV o yendo al cine, no estaríamos realizando nuestra introspección. Es aquí donde me parece fundamental lo que dice Heschel, donde nos explica que rezar es un punto de vista, desde el cual podemos mirar hacia adentro y evaluar nuestras acciones.
Hoy más que nunca, en el último Shabat del año, los invito a poner esto en práctica de la siguiente forma:
Rezar en comunidad:
Aprovechar que podemos rezar con otros, para que nos ayude a conectarnos más fácilmente.
 
Realizar una evaluación personal exhaustiva:
Cuando llegue la Amida, en silencio, mirar hacia lo más profundo del alma para evaluarnos a nosotros mismos.
¡Shabat Shalom!!! – שבת שלום
Rabino Marcos Perelmutter
Comunidad Benei Tikva

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *