Un mayo millonario en el mundo de las subastas

Anteayer, un Rothko rompió el récord de arte contemporáneo en subastas. Ayer se vendieron un Lichtenstein y un Bacon por US$ 44,8 millones cada uno.

El mundo del arte se mueve, y mucho. En los últimos dos días, se subastaron obras por importantísimas sumas de dinero.

Pareciera que el arte es ajeno a la crisis mundial, y las galerías de varias ciudades, como Nueva York, París, o Ginebra, concretaron millonarias ventas y anuncian otras, no menos cuantiosas, que tienen en gateras.

Haciendo recuento, hay que decir que en la variedad se encuentra el gusto: súper héroes, joyas, arte pop y hasta joyas pertenecientes a la aristocracia europea. Mejor vayamos por partes.

El martes se vendió en la casa Christie’s de Nueva York, una pintura que el artista letón (afincado en la gran manzana hasta su muerte), Mark Rothko (1903-1970), pintó en 1961. Se llama Naranja, rojo y amarillo y su precio fue de 86,9 millones de dólares, lo que la convirtió en la obra de arte contemporáneo más cara del mundo vendida en subasta.

Al día siguiente, y en la casa Sotherby’s de la misma ciudad, hubo dos ganadores, cuyas obras se vendieron por la apabullante cifra de 44, 8 millones de dólares, cada uno. Sorprendente coincidencia.

La primera fue Chica durmiendo, creada en 1964 por Roy Lichtenstein (1923-1977), uno de los íconos del arte pop estadounidense. Minutos después le siguió Figura escribiendo reflejada en el espejo, del pintor irlandés Francis Bacon (1909-1992).

Esa misma tarde, y de la misma galería, salieron también dos piezas de Andy Warhol (1928-1987): Flores de diez pies, una serigrafía en gran formato que ascendió a 10,7 millones de dólares; y Doble Elvis, una pintura que alcanzó un valor de 37 millones.

Entre estas y otras obras a las que la galería dio salida en esta fructífera jornada, se recaudaron más de 266 millones de dólares.

Y ayer, en la misma ciudad, pero en la galería Herritage, se vendió un ejemplar del primer cómic de Batman, cuyo precio se fijó en 850.000 dólares. Todo un récord para una historieta, que cuando apareció en los quioscos, allá por 1940, costaba solo 10 centavos.

También celebran buenas ventas en la Feria de Arte Frieze, que se está haciendo en Nueva York.

Y la tendencia no da signos de cambiar en los próximos días. El 15, en Suiza, saldrán a subasta más de 700 joyas de la aristocracia europea, entre las que hay un diamante, de 35 quilates, que en el siglo XVII perteneció a María de Medicis.

Por último, el día 30, en la casa Christie´s de París, se subastará un retrato con el que el español Pablo Picasso (1881-1973), inmortalizó a la que fuera su musa y amante, la también artista Dora Maar, en 1949. Se llama Tete de femme, y su precio se estima en 6,5 millones de dólares.

Un mes intenso para las casas de arte, siempre a la espera de una buena respuesta para su eterna pregunta: ¿Quién da más?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *