UN ESTUDIO PARA EL MEJORAMIENTODE LA ESQUIZOFRENIA

Podría explicarse cómo se producen las alucinaciones
Un estudio abre nuevas vías para el tratamiento de la esquizofrenia
Un estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España (CSIC) abre nuevas perspectivas para el tratamiento de la esquizofrenia, al lograr revertir en una cobayo, mediante fármacos antipsicóticos, las alucinaciones provocadas con fenciclidina o polvo de ángel, una droga alucinógena cuyos efectos en el cerebro humano se asemejan a los de esta enfermedad mental.

El trabajo, que aparece publicado en la revista «Proceedings» de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, también apunta al papel «crucial» de la corteza prefrontal del cerebro humano en el desarrollo de la esquizofrenia. La investigación ha estado dirigida por el científico del CSIC Francesc Artigas, que trabaja en el Instituto de Investigaciones Biomédicas de Barcelona (CSIC), integrado dentro del Institut d’Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer. El autor explica que «aunque los fármacos existentes son efectivos contra algunos síntomas de la esquizofrenia, distan mucho de ser óptimos y de conseguir una curación total de los pacientes». Por este motivo, los investigadores han trabajado para encontrar nuevas vías de acción farmacológica y han analizado los efectos de la fenciclidina o polvo de ángel en el cerebro. Las observaciones han permitido describir por primera vez un mecanismo que podría explicar cómo se originan las alucinaciones y alteraciones cognitivas que produce esta droga alucinógena, cuyo consumo es residual en España pero está muy extendido en países como EE.UU. A partir de este hallazgo, el trabajo ha comprobado que dichos efectos se revierten tras la administración de dos fármacos antipsicóticos, lo que constituye un dato «relevante para profundizar en el conocimiento de la esquizofrenia y su tratamiento», según el investigador del CSIC. La comunidad científica sitúa el número de afectados por esquizofrenia entre el 0,5 por ciento y el 1 por ciento de la población mundial. Como explica Artigas, la mayor parte de los afectados experimentan un primer episodio psicótico, con comportamiento agitado, delirios y alucinaciones, entre los 18 y 25 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *