Un balcón a dos paisajes

Concebida pocos años antes de su aparición, Todo es Historia nació, creo, inspirada en un propósito condensado en una palabra en boga a finales de los años ’50 y comienzos de los ’60: integración. El 25 de mayo de 1964, tres años antes de la publicación del primer número de nuestra revista, Félix Luna señaló la necesidad de integrar las regiones del país “en una síntesis creadora y fecunda”. Para hacerlo, era necesario integrar el pasado provincial en el entramado de una visión histórica nacional, que estuviera más dotada de capacidad de incluir en ella la diversidad, que de vocación fragmentaria; que tuviera, también, más disposición a comprender que a juzgar. Arnold Toynbee observó que en aquellos años los argentinos estábamos entregados a “una profunda introspección”. Las alusiones de Leopoldo Lugones a la “formación de la conciencia espiritual”, en los años ’30 reaparecieron entonces, retocadas con otros componentes ideológicos a la moda, como una exhortación a la “formación de la conciencia nacional”. Para Félix Luna, en esos años, los argentinos comenzamos a aproximarnos al redescubrimiento de nuestro propio país. Creo que lo intentábamos con intereses variados, por distintas vías, a diferente velocidad y de modo diverso. Si los porteños se asomaban al país interior a través del folclore, los provincianos que aún no conocíamos Buenos Aires, intuíamos la capital argentina en el tango o a través de revistas, la radio, el cine y algunos libros que nos permitían un paseo imaginario por sus calles. Aquel estereotipo que se empeña en hacer un profundo corte entre ambas geogra-fías, separando hasta el antagonismo “puerto” e “interior”, simplifica y se equivoca cuando sigue viendo en cada uno de ellos cuerpos inmóviles, inmodificables, incomunicados y también extraños y hostiles entre sí. Los tópicos no suelen advertir, y menos asumir, los cambios. Se especializan en hacer taxidermia de la vida social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *