UN ANTIGUO EDIFICIO

El primer local utilizado como Cabildo de Montevideo, fue la casa del Cap. Pedro Gronardo, ubicada en la esquina de Piedras e Ituzaingó, entonces calle de la Frontera y de la Iglesa. Era un edificio de muros de piedra asentados con barro y techos de cueros, compuesto de dos piezas de cocina. Cuando murió Gronardo , la casa fue comprada por la Real Hacienda para vivienda del cirujano Diego Mainó, pero luego Zabala encontró que el edificio era adecuado para tal fin y lo destinó a Cabildo, el 20 de diciembre de 1729 . Entre los arreglos que le hicieron , se contó el cambiarle el techo por uno de tejas. En la práctica y aunque se había hecho de las dos piezas una sola, el local resultaba muy chico , resolviéndose edificar algo más amplio en un solar destinado a tal fin, situado en la esquina de las calles de la Carrera y Del Medio. Los trabajos comenzaron en 1737 aunque muy lentamente por falta de dinero, lo que trajo que se inaugurara recién en 1743. Durante el Gobierno de Ruiz Huidobro se encargó al maestro de Obras D. Tomás Toribio, concibiera un proyecto y presupuesto para una nueva sala capitular. El proyecto fue presentado, incluyéndose en el edificio además de otras dependencias, la cárcel pública. El 7 de setiembre la Real Audiencia aprobó los planos y el 8 de octubre comenzó la demolición de las paredes aun en pie del antiguo edificio que sirviera durante cincuenta años. En Febrero de 1807 los trabajos adelantaban pero debieron suspenderse por las Invasiones Inglesas, continuándose en junio del mismo año. La planta baja se pudo habilitar en 1808 y la cárcel ,sobre Sarandí en 1809 (…) En la época colonial se guardaban en su sótano las horcas e implementos para ajusticiar a los condenados. En sus salas se discutió la defensa ante las Invasiones Inglesas y se firmó su capitulación. En 1808 se proclamó en su Sala Capitular la Primera Junta de Gobierno, en Cabildo Abierto y resonó la palabra encendida de Pérez Castellano. Frente a sus puertas, desfilaron las tropas que fueron a la reconquista de Buenos Aires en 1808 , encabezadas por Liniers y Larrañaga. En su mástil flameó por primera vez la bandera artiguista , el 26 de marzo de 1815. (…)
En su Sala Capitular se sanciona el 10 de setiembre de 1829 , nuestra Primera Constitución y el 18 de Julio de 1830 desde sus balcones. Lavalleja en su condición de Gobernador del Estado, la proclamaría y la haría jurar al ejército.
(Francisco de Olarte de “Historia de los antiguos edificios de Montevideo” )

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *