Tribus de Israel

Según la Biblia, Abraham engendró a Isaac; que a su vez fue padre de Jacob (Israel), quien tuvo doce hijos. Ellos fueron todos reconocidos como descendientes de los patriarcas y formaron las doce tribus de Israel entre las que Josué repartió la Tierra Prometida, es decir, la tierra de Canaán, tras el regreso de Egipto.

Los hijos de Jacob y sus descendientes son designados israelitas o hijos de Israel (hebreo: בני ישראל, Bnei Israel ; árabe: بني اسرائيل, Bani Isra’il). Si bien en el campo científico, la historia del antiguo Israel hasta comienzos del primer milenio antes la era cristiana permanece en parte considerable algo desconocida,[3] los investigadores suelen ubicar el establecimiento de los hebreos en Canaán hacia el año 1220 antes de nuestra era.[4]

Los antiguos israelitas constituían el grupo étnico monoteísta que hablaba hebreo en el levante mediterráneo, habitando parte considerable del Canaán durante los períodos Tribal y Monárquico (siglos XV-VI a.E.C).[5]

El término bíblico israelitas, también conocido como las «Doce Tribus» o «Hijos de Israel» significa tanto los descendientes directos del patriarca Jacob como las poblaciones del reino unido de Judá e Israel (1030-930 a.E.C.).[6] En el período posterior al exilio babilónico (siglo V a.E.C.), el remanente de las tribus israelitas pasa a constituir dos grupos: los judíos (pobladores de Judea y Galilea) y los samaritanos (habitantes de Samaria).[7]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *