Tratamiento frecuente mejora resultados de la recuperación de la úlcera diabética

Según un nuevo estudio, las visitas más frecuentes a las clínicas de cuidado de las heridas logran un cierre más rápido de las úlceras de pie diabético (DFUs) y las úlceras venosas (VLUs) de las piernas.

Investigadores de Healogics (Jacksonville, FL, EUA), el mayor proveedor de cuidado de heridas y enfermedades relacionadas, en los Estados Unidos, realizaron un estudio de cohorte retrospectivo que incluyó a 206 pacientes con DFUs de grado Wagner 1 o 2 y 215 pacientes con VLUs en las extremidades inferiores, que fueron tratados en nueve centros de cuidado de heridas durante 2009/2010, y cuyas heridas se habían cerrado. Para cada tipo de DFU o VLU, un grupo tenía una visita cada dos semanas – definidas como más de 10 días entre las visitas, en las primeras 4 semanas – mientras que el otro grupo tenía visitas semanales, definidas como al menos una vez a la semana. La medida de resultado principal fue el tiempo medio de cierre de la herida.

Los resultados mostraron que para los pacientes con DFUs, el 63,8% de las heridas se habían cerrado en el grupo de visita semanal al cabo de 4 semanas, en comparación con sólo el 2% en el grupo de cada dos semanas; para los pacientes con VLUs, 78 de 105 heridas (52%) cerró en el grupo de visita semanal en comparación con ninguno en el grupo de cada dos semanas. Después de controlar para todas las covariables, el tiempo medio de cierre, para los pacientes semanales, fue de 28 días, frente a 66 días para los pacientes atendidos cada dos semanas. Los tiempos medios ajustados para el cierre de las VLUs, en los mismos grupos, fueron de 25 frente a 55 días. El estudio fue publicado en la edición de noviembre de 2012, en la revistaAdvances in Skin & Wound Care.

“Las visitas más frecuentes pueden ser muy beneficiosas, con implicaciones de costos más bajos y mayor calidad de vida para los pacientes”, concluyó el autor principal, Robert Warriner III, MD, ex director médico de Healogics.

El principal tratamiento para las úlceras diabéticas es la terapia de oxígeno hiperbárico (TOHB). Durante el tratamiento, el oxígeno hiperbárico se entrega en una cámara presurizada a 1,4 a 3,5 veces la presión atmosférica normal, a nivel del mar. Los pacientes respiran oxígeno al 100% durante la terapia, a veces con “descansos” cortos de aire normal para garantizar que los pacientes eviten la toxicidad por el oxígeno. Los pacientes con DFUs pueden someterse a un total de 40 o más administraciones diarias, de 5 a 6 días por semana, durante varias semanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *