Tras la polémica, el gabinete alemán aprobó la circuncisión religiosa

Tras la polémica, el gabinete alemán aprobó la circuncisión religiosa

10.10.2012 15:47  |
La práctica de la circuncisión en menores es confiable, según afirma la decisión del gabinete, en la medida en que sea llevada a cabo de acuerdo al arte de la medicina. Durante los primeros seis meses de vida del hijo estaría prohibido que la circuncisión sea efectuada por personas que no se encuentren dentro del ámbito de la medicina. Sólo se tendrán en cuenta únicamente aquellas que estén formadas académicamente para ello.
El antecedente de esta ley fue la sentencia del Tribunal de Colonia, que había declarado a la circuncisión como un “daño corporal e ilegal”. El gobierno y el parlamento tuvieron la intención, inmediatamente después del fallo, de crear un ámbito de seguridad jurídica para los padres judíos y musulmanes. En ambas religiones se considera a la circuncisión como una pieza fundamental de la identidad religiosa. El nuevo proyecto, que introduce un nuevo parágrafo 1631 acerca de la responsabilidad de los padres en el Código Civil, se encuentra ahora en el debate parlamentario.
La Ministro de Justicia Sabine Leutheusser-Schnarrenberger (FDP) tomó con satisfacción la decisión de la reunión ministerial. “Es un día muy positivo que ayuda además a volver a tener seguridad jurídica”, manifestó. El portavoz del gobierno Steffen Seibert dijo que el proyecto de ley se refiere expresamente a la circuncisión de menores de sexo masculino. La ablación genital femenina también mal llamada circuncisión sigue siendo prohibida en Alemania “Lo era antes, lo sigue siendo ahora después de esta ley”, explicó Seibert.
Una positiva reacción de judíos y musulmanes.
El Consejo Central de los Judíos se manifestó satisfecho. “El proyecto de ley está muy bien pensado y realizado”, dijo el presidente del Consejo Central Dieter Graumann al canal de televisión Phoenix. La política en Alemania habría actuado con rapidez, de manera sensible y con responsabilidad. También la vicepresidente del Congreso Mundial Judío, Charlotte Knobloch, declaró la rápida decisión como “un paso decisivo e importante”. El proyecto de ley fue “equilibrado y adecuado para dejar de lado la incertidumbre jurídica resultante.”
El Consejo Central de los Musulmanes, por su parte, exhortó a pequeñas mejoras. Su presidente Aiman Mazyek presentó en Radiotelevisión Bávara el concepto en cuestión de “reserva del bienestar del niño”. Este punto está siendo todavía discutido. Sin embargo, el proyecto de ley se está conduciendo en líneas generales por la dirección correcta. De modo que la “señal inequívoca de Alemania” dará por sentado que los judíos y musulmanes no serían condenados. Y por otra parte se lograría la seguridad jurídica.
Crítica de las organizaciones de izquierda y derechos humanos
El experto en derecho del partido de Izquierda, Wolfgang Neskovic, manifestó una crítica. El proyecto de ley fue un “golpe rápido parlamentario a costa de los derechos del niño”. Es contrario a la Constitución y no es compatible con el derecho internacional.
La organización de los derechos humanos “Terre des Femmes” se quejó de que el derecho de los niños incapaces de dar consentimiento acerca de su integridad física no estaría protegido lo suficiente.  El hecho de que “las reglas del arte de la medicina” durante la circuncisión no hayan sido claramente definidas, es considerado fatal.
A su vez, hubo fuertes objeciones por parte de la organización Ayuda a los Niños Alemanes. Dicha organización denominó al proyecto de ley un “tiro rápido y activista”. “Mientras la bofetada al niño siga estando prohibida, de la misma forma debe estarlo una intervención irreversible, de procedimiento extremadamente doloroso con riesgos de efectos secundarios graves. No importa los fundamentos que den para permitir su práctica”, declaró el director general Georg Ehrmann.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *