TRANSPOSONES PROCARIOTAS

Como se puede observar en la tabla de clasificación de los elementos transponibles, en procariotas encontramos diversos elementos móviles, entre los cuáles IS de las que ya hemos hablado y a la vez, y también de relevancia, transposones compuestos, fagos, sistemas de inversión, etc.


Transposones compuestos

Constan de una región central  rodeada por dos IS, esta región central contiene genes bacterianos, frecuentemente  loci de resistencia a antibióticos. Éstos son los más conocidos, pero también hay muchos más.

Por ejemplo, Tn5 está formado por dos secuencias IS50 invertidas y una región central que contiene genes de resistencia a kanamicina, estreptomicina y bleomicina. Mientras que Tn3 contiene el gen bacteriano de la ß-lactamasa que confiere resistencia a penicilina, formado por repeticiones terminales y no por IS.

En principio, siempre que  dos copias de una IS se situen relativamente cerca se forma un transposón compuesto, ya que el conjunto de las IS y la secuencia central puede funcionar como una unidad. Los elementos IS de los extremos pueden ser iguales o diferentes, tener la misma o diferente orientación, o parecerse a otros IS conocidos. La estructura de los transposones compuestos es muy simplista porque en casos naturales una de las dos IS es inactiva.

Un aspecto muy estudiado de la evolución de los transposones, por la importancia médica y ambiental es la formación de elementos de resistencia múltiple a antibióticos. El uso desmesurado de antibióticos en sanidad humana y animal ha aumentado muchísimo la presión selectiva a favor de la resistencia.

Bacteriófagos (ej. Mu)

Presenta ciclo lítico y lisogénico. El profago se inserta dentro del genoma de bacterias, pero no como una combinación específica sino que se integra al azar por un mecanismo transposicional. Cuando Mu se reproduce lo hace por transposición replicativa en la que cada copia de Mu  se inserta en otra parte del cromosoma bacteriano. Por lo tanto, es un transposón que pasa de tener genes que embalan su ADN como genes que regulan su transposición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *