TORNILLO DE ARQUÍMEDES

HONGOS

Hidráulica. Aparato elevador de agua que consiste en un gran cilindro hueco que lleva en su interior una rampa helizoidal apoyada, como la espira de un tornillo, en el eje del cilindro. Éste se coloca oblicuamente y con la extremidad inferior, en donde se halla una abertura, sumergida en el depósito de agua que se quiere elevar. El agua penetra por la abertura en el interior del cilindro y, dando vueltas éste, va resbalando el líquido por la rampa helizoidal para ocupar, en virtud de la gravedad, la parte inferior de cada espira; pero a causa del movimiento de la rampa, el agua va ascendiendo de espira a espira hasta llegar a la parte superior del cilindro, por donde se vierte. Es máquina ingeniosísima, pero de difícil construcción y conservación. Tiene además el inconveniente de necesitar gran espacio para su emplazamiento, lo cual hace imposible o muy difícil su instalación en muchos casos. Es muy poco usada, especialmente desde que se han perfeccionado tanto las bombas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *