Tiempo del Espíritu, espíritu del tiempo

Hace poco iniciábamos el tiempo ordinario. Es el periodo litúrgico más largo. El clima es diferente en el hemisferio norte y en el hemisferio sur. La dimensión social del tiempo está influida por la realidad de ese clima: verano o invierno. Es bueno caer en la cuenta de que el tiempo sucesivo e inexorable de la vida humana tiene ritmo, no sólo ritmo semanal de tiempo de trabajo/ fin de semana, sino también ritmo anual de curso y descanso estival, tiempo de trabajo, tiempo de vacaciones: tiempo de estabilidad, tiempo de movilidad, tiempo de rutina, tiempo de novedad. Dejamos la escuela de la escuela y nos centramos en la escuela de la vida. Pero esa atención a la vida, en la dimensión de novedad y sorpresa, se puede prestar desde la espera de acontecimientos brillantes y exitosos o bien desde la convicción de que la historia personal de cada uno es, en sí misma, una historia sagrada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *