Tabaco, diabetes y sobrepeso aceleran el deterioro cognitivo

Fumar, tener la presión arterial alta, diabetes y sobrepeso en la década de los 40 puede ser una mala idea ya que, de según un estudio que aparece en Neurology, puede causar la contracción del cerebro y desencadenar a problemas cognitivos una década más tarde.

«Estos factores parecen que producen una pérdida del volumen cerebral y potencian el desarrollo de lesiones secundarias a la lesión vascular; además, parece afectar la capacidad para planificar y tomar decisiones», explica Charles DeCarli, la Universidad de California (EE.UU.). Cada uno de estos factores de riesgo tenían un patrón diferente. «Los resultados proporcionan evidencia de que la identificación precoz de estos factores de riesgo en personas de mediana edad podría ser de gran utilidad en la detección de la demencia y alentar a las personas a realizar cambios en su estilo de vida antes de que sea demasiado tarde».
El estudio incluyó a 1.352 personas sin demencia con una edad media de 54 años.

Deterioro cognitivo

Los resultados mostraron que las personas con presión arterial presentaban pequeñas áreas de daño cerebral vascular más rápidamente que aquellos con niveles normales de presión arterial; además, tenían un mayor deterioro en su capacidad ejecutiva, planificación y de toma de decisiones. Las personas con diabetes en la mediana sufrían una pérdida del volumen del cerebro en el hipocampo a un ritmo mayor que aquellos sin diabetes. Los fumadores pierden volumen total del cerebro y del hipocampo a un ritmo mayor que los no fumadores y también eran más propensos a desarrollar áreas de daño cerebral vascular. Por último, los obesos en la mediana edad eran más propensos a experimentar un deterioro en su función ejecutiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *