Stent bioabsorbible liberador de medicamentos transformará restauración vascular

Un andamio vascular bioabsorbible novedoso para tratar la enfermedad arterial coronaria (EAC) expandirá el tratamiento y las opciones de tratamiento y reducirá el riesgo de reestenosis y trombosis.

El stent liberador de medicamentos bioabsorbible Absorb está diseñado para suministrar apoyo transitorio a la pared del vaso al que le hacen terapia de restauración vascular (TRV) y está pensado para prevenir la retracción elástica del vaso. El stent consiste en una columna de polímero biodegradable compuesto de ácido poli-L-láctico (PLLA) y un recubrimiento de polímero bioabsorbible de poli-D, L-lacturo (PDLLA), que controla la liberación del medicamento antiproliferativo, everolimus. Una vez que el vaso puede permanecer abierto, sin el apoyo adicional, el stent está diseñado para metabolizarse lentamente y eventualmente ser reabsorbido por el cuerpo en un período de dos años.

Un stent absorbible les evita a los pacientes una fijación metálica permanente y tiene el potencial de permitir que el vaso curado funcione normalmente; como resultado, los vasos tratados, pueden finalmente tener la capacidad de moverse, flexionarse y pulsar en respuesta a los estímulos. Los resultados clínicos han indicado que el Absorb se desempeña de manera similar a los mejores stents, de su clase, liberadores de medicamentos, en medidas como eventos cardiacos adversos importantes (MACE) y revascularización de la lesión objetivo (TLR), con el beneficio añadido de desaparecer con el tiempo. El stent liberador de medicamentos, bioabsorbible Absorb, es un producto de Abbott (Londres, Reino Unido), y ha recibido la marca de aprobación CE de la Comunidad Europea (CE). Está actualmente en ensayos en los Estados Unidos y no tiene aprobación legal.

“Abbott ha mantenido su compromiso de cumplir con la necesidad, cada vez mayor, de los médicos y de los pacientes, por un andamio vascular reabsorbible, desde el desarrollo inicial del dispositivo hace casi 10 años con la expansión de nuestras capacidades de fabricación para apoyar este lanzamiento internacional”, dijo John Capek, vicepresidente ejecutivo de dispositivos médicos de Abbott. “Estamos orgullosos de ser la primera compañía en comercializar un andamio vascular, bioabsorbible, liberador de medicamentos, que tiene el potencial de revolucionar la forma en que los médicos tratan a sus pacientes con enfermedad arterial coronaria”.

El everolimus es un derivado del sirolimus y funciona como un inhibidor del objetivo mamífero de la rapamicina (mTOR). En la actualidad se utiliza como un inmunosupresor para prevenir el rechazo de trasplantes de órganos y como un tratamiento para el cáncer de células renales y otros tumores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *