Solución mineral maestra

HONGOS

La solución mineral maestra (en inglés, master mineral solution) o el suplemento mineral milagroso es un medicamento fraudulento, comercializado principalmente a través de internet. Consiste en una solución de clorito de sodio al 28 % y un ácido, generalmente ácido cítrico al 40 %,1 lo que produce dióxido de cloro, producto muy tóxico que ―sin respaldo científico― se promueve como tratamiento para una amplia gama de enfermedades. Actualmente está prohibida su venta como medicamento, lo que ha provocado que su principal promotor, Jim Humble, haya creado una iglesia para promoverlo amparándose en la libertad religiosa y que varios de sus promotores hayan sido detenidos por delitos contra la salud pública.2

El suplemento mineral milagroso empezó a ser promocionado como medicamento por Jim Humble, en su libro autopublicado de 2006 La solución mineral milagrosa del siglo XXI.3 A partir de esa publicación, Humble y sus colaboradores promocionaron intensamente el producto, especialmente por internet.

A pesar de no disponer respaldo alguno de estudios clínicos, Jim Humble promueve la solución mineral maestra como una cura para varias enfermedades:4

Debido a las regulaciones contra su uso como medicina, muchos vendedores evitan repetir explícitamente las afirmaciones de Humble. El director del Centro de Información Toxicológica de Nueva Gales del Sur ha declarado que el uso del producto es «como beber lejía concentrada» y que los usuarios han mostrado síntomas compatibles con lesiones corrosivas, tales como vómitos, dolor de estómago y diarrea. El clorito de sodio, el principal constituyente de la solución mineral maestra, es un producto químico tóxico5 que puede causar insuficiencia renal aguda6 si se ingiere. Pequeñas cantidades de menos de 1 gramo causan náusea, vómitos o incluso una potencialmente mortal hemolisis en personas con deficiencia de la glucosa-6-fosfato dehidrogenasa.

Un frasco con 450 g de clorito de sodio.

Seguridad y situación legal

El periódico británico The Guardian ha descrito la solución mineral maestra como «un asunto muy feo» y que se debería seguir el consejo médico de que cualquier persona que tenga este producto debe dejar de usarlo inmediatamente y tirarlo a la basura. En Canadá se prohibió después de casi causar la muerte a una persona.7

En agosto de 2009, una mujer mexicana que viajaba con su marido estadounidense en su yate en Vanuatu utilizó la solución mineral maestra como un preventivo para la malaria. A los 15 minutos estaba enferma, y en 12 horas estaba muerta. La fiscal de la nación isleña, Kayleen Tavoa, no presentó cargos en este caso, ya que no existían leyes específicas que prohíben la importación de solución mineral maestra, pero aconsejó: «Si bien cada caso es evaluado por sus propios méritos, le aconsejo que toda persona que abuse de solución mineral maestra en Vanuatu en el futuro, sería probable que se enfrentase a un juicio por delitos potencialmente graves. Nadie debería nunca dar solución mineral maestra a otra persona para beber sin comunicarle qué es lo que está bebiendo y de los riesgos para la salud que pueden surgir si deciden beber la mezcla».8 9

En 2008, un canadiense de 60 años de edad fue hospitalizado después de una reacción grave a la solución mineral maestra.10 Después, hubo un aviso en mayo de 2010, que indicaba que la MMS (solución mineral maestra) excede 200 veces los niveles considerados seguros. Como consecuencia, un surtidor situado en Calgary (Canadá) detuvo brevemente la distribución. Una advertencia de febrero de 2012, que hizo que el sitio web que la publicó fuese cerrado, avisaba: «No hay productos terapéuticos que contengan clorito de sodio autorizado para el consumo oral de los seres humanos en Canadá».11 En el Reino Unido, la Agencia de Estándares de Alimentos también tiene publicado un aviso, después de la advertencia inicial de Health Canadá y una advertencia similar de la Administración de Drogas y Alimentos deEstados Unidos, en el que afirmó que «La MMS es una solución de clorito sódico al 28 %, lo que equivale a la lejía de potencia industrial».

Los promotores de la MMS (solución mineral maestra) advierten en ocasiones que el paciente puede esperar sentir náuseasvómitos y diarrea, y que eso es debido a que el cuerpo se está «desintoxicando». Esto es especialmente peligroso porque estos síntomas indican, precisamente que se está sufriendo un envenenamiento y puede conducir a la hipertensión arterial y la reducción de agua por deshidratación. Puede causar daños en el intestino y los glóbulos rojos de la sangre, potencialmente resultando en insuficiencia respiratoria.12 13

La Food Standards Agency (agencia de estándares alimentarios) ha reiterado ya su advertencia sobre la MMS (solución mineral maestra) y la ha ampliado para incluir el CDS (solución de dióxido de cloro).14

En diciembre de 2009, el Centro de Control de Envenenamiento de Bélgica emitió una alerta ante la Asociación Europea de Centros de Toxicología y de Toxicología Clínica. En respuesta, en marzo de 2010 el Comité de Coordinación de Toxicovigilancia (de Francia) llevó a cabo una evaluación advirtiendo sobre una irritacióndependiente de la dosis y los posibles efectos tóxicos. También advirtieron que los pacientes afectados por enfermedades graves podrían verse tentados a dejar sus tratamientos a favor de esta alternativa de tratamiento.15 En julio de 2010, la FDA (Food and Drug Administration: administración de medicamentos y alimentos) de Estados Unidos lanzó una advertencia similar, diciendo que las instrucciones para la preparación de la solución mezclándolo con una solución ácida, o incluso zumo de naranja produce dióxido de cloro, «un blanqueador potente utilizado para separar los textiles y el tratamiento de aguas industriales». Debido a los informes que incluyen náuseas, vómitos y presión arterial peligrosamente baja como resultado del uso de instrucciones deshidratación siguiente, la FDA ha advertido a los consumidores a deshacerse del producto inmediatamente.

La MMS (solución mineral maestra) no está aprobada para el tratamiento de ninguna enfermedad. De acuerdo a la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, la exposición crónica a pequeñas dosis de dióxido de cloro puede causar daño a la reproducción y al desarrollo neurológico.16

El dióxido de cloro ha mostrado perjudicar la función de la tiroides y reducir el conteo de células T4 en monos después de 6 meses aportándoles dosis menores a las recomendadas.17

Otro estudio en ratas resultó en disminución de glóbulos rojos contar cuando se exponen a 100 mg/L de concentración de dióxido de cloro en el agua potable, después de 3 meses. El Departamento de Trabajo de Estados Unidos restringe exposición ocupacional a través de la inhalación de dióxido de cloro a 0,1 ppm ya que las concentraciones de 10 ppm dio lugar a muertes en ratas, después de 10 días, mientras que un caso en el que un trabajador se expuso accidentalmente a 19 ppm dio como resultado la muerte.18 De acuerdo con la misma organización (en 2009), «el dióxido de cloro causa una enfermedad respiratoria grave e irritante para los ojos en los humanos».18

Sentencias

En el área de Seattle (Estados Unidos), la MMS (solución mineral maestra) fue promocionada por una pareja australiana. Esta pareja difundió sitios web que utilizan testimonios falsos (acompañado de viñetas atractivas), fotografías, y direcciones de Seattle, para promover libros de descarga que se promocionaban como curas que contenían secretos, así como las botellas que venden con la etiqueta «purificación del agua baja» con un nombre de marca MMS Professional.19 20 La Oficina del Procurador General del Estado de Washington presentó la demanda, y en conjunción con la Australian Competition and Consumer Commission (ACCC), se aseguró un acuerdo de más de 40 000 dólares estadounidenses, aproximadamente 25 000 dólares por honorarios de abogados estatales y 14 000 dólares, y se dividirá entre 200 consumidores.21 En la acción legal ACCC, el juez describió a los acusados como curanderos y encontró los títulos de las páginas web «falsas, equívocas o engañosas».22

Otro caso fue el de una mujer del norte de Mackay (Australia), que fue multada hasta con 2000 dólares australianos por inyectar sin titulación práctica MMS (solución mineral maestra) a pacientes en su garaje, que carecía de instalaciones adecuadas para la esterilización, y llegó incluso a aconsejar a una persona que evitase la quimioterapia, mientras promovía un tratamiento sin «ninguna base científica».

La Oficina de Comercio de Queensland tiene una orden judicial que prohíbe «hacer cualquier reclamación de que ella es capaz de tratar, curar, o beneficiar a cualquier persona que sufre de cáncer» bajo multa de 12 000 dólares australianos.23

En 2012, varios promotores de la MMS (solución mineral maestra) fueron detenidos en Ibiza (España) por vender MMS como medicamento, violando las leyes españolas.2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *