Sistema robótico para stenting coronario

Un sistema robótico controlado a distancia puede guiar de forma segura y efectiva el implante de stents durante los procedimientos de intervención coronaria percutánea (ICP), según un nuevo estudio.

Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Columbia (Nueva York, NY, EUA), enrolaron 164 pacientes (edad media 64 años, 75% hombres) en nueve sitios en el Estudio de Intervención Coronaria Percutánea Realzada por Robótica CorPath (PRECISE). La mayoría de los pacientes tenían hipertensión, hiperlipidemia, y una ICP anterior. Las lesiones tenían que tener menos de 24mm de longitud, poder ser cubiertas por un stent con márgenes de 2 mm, y con un vaso de referencia de 2,5-4 mm de diámetro. El punto final primario fue el éxito del procedimiento clínico, definido como menos del 30% de estenosis residual en la lesión blanco al terminar el procedimiento, y la ausencia de eventos cardiacos adversos serios (MACE) en las 48 horas después del procedimiento inicial o en el alta hospitalaria, lo que ocurra primero.

Los resultados mostraron que el éxito técnico que se define como completar un procedimiento sin necesidad de cambiar a la operación manual, fue terminado exitosamente en 98,8% de los pacientes, sin complicaciones relacionadas con el dispositivo. No hubo muertes hospitalarias, infartos miocárdicos (IM) con onda-Q, o revascularizaciones; sin embargo, hubo cuatro IMs sin onda-Q. A los 30 días, no hubo eventos adversos serios adicionales. La duración media del procedimiento robótico fue de 24 minutos, la duración media de la fluoroscopia fue de 11 minutos, y el volumen medio de contraste usado fue de 144 mL. El estudio fue presentado durante el encuentro de la Sociedad de Angiografía Cardiovascular e Intervenciones, realizado en Mayo de 2012 en Las Vegas (NV, EUA).

“De los 162 procedimientos, los médicos tuvieron que cambiar a la implementación manual en solo dos casos, y el fallo no fue del sistema robótico”, dijo el autor principal Giora Weisz, MD. “La cabina intervencionista a distancia también redujo la exposición a la radiación del operador en 95%.”

El dispositivo robótico CorPath 200, un producto de Corindus Vascular Robotics (Natick, MA, EUA), suministra control del procedimiento para procedimientos ICP desde una cabina intervencionista, permitiendo la colocación precisa asistida por robótica de guías de alambre coronarias y stents o catéteres de balón. El médico opera en un ambiente cómodo, enfocado completamente en la fisiología del paciente. La cabina optimizada ergonómicamente mejora la visualización, minimiza la fatiga, y protege al operador contra la exposición a la radiación y otros peligros ocupacionales como tensión de la espalda debida a los pesados delantales protectores de plomo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *