Síndrome Premenstrual (SPM) y Trastorno Disfórico Premenstrual (TDP): Estudio retrospectivo de prevalencia y factores asociados en 305 estudiantes universitarias.

En Chile no hay estudios que evalúen con criterios operacionales la frecuencia de patología premenstrual, lo cual es preocupante ya que el 70,8% de las personas que se ausentan del trabajo por causa psiquiátrica son mujeres. Objetivo: Determinar la prevalencia de Síndrome Premenstrual (SPM) y Trastorno Disfórico Premenstrual (TDP) en el país, describir la frecuencia de diversos síntomas y las asociaciones más relevantes. Método: 305 estudiantes de la Universidad de Los Andes contestaron un cuestionario para recoger datos sociodemográficos y clínicos, y la Escala para Evaluación de Síntomas Premenstruales. Para el diagnóstico de TDP se exigió cumplir 3 de los 4 criterios diagnósticos del DSM-IV (criterios A, B y C). No se requirió satisfacer el criterio D (la confirmación prospectiva de los síntomas). Para el diagnóstico de SPM sólo se demandó la presencia del criterio A. Resultados: Se encontró una prevalencia de SPM de 19% y de TDP de 11,2%. Aunque casi todas las estudiantes evaluadas (99,2%) tenían al menos un síntoma durante el premenstruo, el 69,8% de la muestra no presentó patología premenstrual. Todos los síntomas estudiados, tanto físicos como psíquicos, fueron más frecuentes en las mujeres con TDP que en las con SPM. Todos los síntomas, excepto la distensión abdominal, fueron más comunes en las mujeres con SPM que en aquellas sin patología premenstrual. Los síntomas más frecuentes en las mujeres con TDP fueron tristeza y/o decaimiento (100%), distensión o dolor mamario (97,1%), distensión abdominal (97,1%), cambios bruscos del ánimo (94,1%), aumento de peso (94,1%), avidez específica por ciertos alimentos (91,2%) e irritabilidad (91,2%). En comparación a las mujeres sin patología premenstrual, aquéllas con TDP tenían 2,7 veces más riesgo de fumar, 3,2 más veces antecedentes depresivos, 2,6 veces más riesgo de referir estrés y 4,1 más posibilidades de tener familiares con antecedentes de patología premenstrual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *