«Silencioso éxodo judío» en Venezuela por antisemitismo

Denuncian que hay un «silencioso éxodo judío» en Venezuela por antisemitismo

Analistas privados estiman que en 10 años de mandato del caudillo Hugo Chávez, ya se han ido «entre el 60% y el 80%» de los integrantes de la comunidad judía en ese país. Advierten sobre el crecimiento del antisemitismo en la sociedad venezolana

Crédito foto: Reuters
La mala relación de Hugo Chávez con Israel no es nueva. Ya en 2009 había roto relaciones tras el ataque israelí a una flota de ayuda humanitaria que intentaba llegar a la bloqueada Franja de Gaza.
Esa decisión fue precedida por el allanamiento en el club Hebraica, de Caracas, en diciembre de 2007, y los destrozos y las pintadas antisemitas en una sinagoga , también en la capital.
Esta clara posición del caudillo caribeño contra la comunidad judía se ha traducido en los últimos años en una salida de Venezuela de una gran cantidad de judíos que vivían en ese país antes de la llegada de Chávez al poder.
Según estimaba a fines del año pasado la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV), el número de judíos en ese país se había reducido a la mitad en 10 años de mandato de Chávez. En 2000, había alrededor de 18.000 judíos en tierras venezolanas, número que se redujo a 9.000 en el año 2010.
Sin embargo, algunos analistas estiman que este «éxodo silencioso» alcanzó ya a entre el 60 y el 80% de los judíos que vivían en Venezuela antes de la llegada de Chávez al poder, según publica hoy un matutino porteño.
«Antes de que Chávez llegara al poder en Venezuela, los sentimientos antisemitas eran insignificantes. El antisemitismo actual en dicho país es, esencialmente, una consecuencia de la declarada hostilidad del gobierno contra el Estado de Israel», afirma un documento emitido el año pasado por la Liga Antidifamación, con sede en Estados Unidos.
Dicho informe añade que dicha hostilidad «está relacionada con la íntima relación de Chávez con el presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad».
Chávez es el principal aliado del presidente del régimen iraní, quien en 2005 dijo que había que borrar a Israel del mapa.
Pese a que en los últimos tiempos Chávez intentó mejorar las relaciones con la comunidad judía, nada parece haber cambiado en los últimos meses. «Han intentado hacer una campañita de que soy antijudío, enemigo de los judíos; en verdad, respetamos y queremos al pueblo judío», dijo Chávez en septiembre del año pasado, cuando mantuvo un encuentro con la dirigencia judía en Venezuela.
De todos modos, estuvo lejos de reanudar las relaciones diplomáticas con Israel. Y siguió defendiendo la alianza con Ahmadinejad, a quien llama su «hermano» y con quien tiene ambiciosos programas de cooperación en el área energética, industrial y habitacional.
__._,_.___
Responder a remitente | Responder a grupo | Responder mediante la Web | Crear un tema n

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *