SHABAT SHALOM UMEBORAJ ! PESAJ SAMEAJ!

ZMAN JERUTEINU – JAG HAMATZOT – JAG HAAVIV
JAG HAPESAJ SAMEAJ !!!!!

Cuando un día ha pasado y no está más allí, ¿qué queda de él?
Nada más que una historia. Si no se narraran historias o no se escribieran
libros, los humanos viviríamos como las bestias,
sólo por hoy…….¿Qué le sucede a un día una vez que se ha ido?
¿Dónde están todos nuestros ayeres con sus gozos y sus penas?………
En las historias el tiempo no se desvanece. Ni se desvanecen las personas ……..
Para el escritor y sus lectores, todas las criaturas siguen viviendo para siempre.
Lo que sucedió mucho tiempo atrás aún es presente. Isaac Bashevis Singer

Tal vez en esto resida, precisamente, la esencia de Pesaj, la festividad que se
inicia el día 15 del mes de Nisán del calendario hebreo y que se prolonga por
siete días (ocho en la diáspora): en recuperar nuestros ayeres; en narrarnos
para poder conocernos, historizarnos y procurarnos una identidad con la
cual proyectarnos hacia el futuro. El Seder de Pesaj, la cena familiar por
antonomasia, propicia el siempre renovado encuentro con la hagadá
(narración, en hebreo) que hará, una vez más, de mapa de ruta para guiar
nuestra travesía desde la esclavitud hacia la libertad con la esperanza de
la redención final. Esclavos de nuevo, libres de nuevo.
No en vano el relato está en primera persona del plural.
La salida de los judíos de Egipto rumbo a la Tierra Prometida deja de ser,
así, un episodio único, puntual, ya acontecido, para transformarse en un
evento atemporal. “Bejol dor vador….En cada generación, cada uno debe
sentir como si él o ella hubiese salido de la casa de la esclavitud”.

SHABAT SHALOM UMEBORAJ !

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *