SEÑALAR LA HORA

Para señalar la hora, antes se utilizaban cuadrantes solares que servían para conocer la hora diurna basados en la sombra que proyectaba una varilla. En el hemisferio boreal, las sombras se movían en el sentido en el que las manecillas de los relojes se mueven ahora, ya que de ahí se hizo la costumbre. Tal vez si los relojes se hubieran inventado en el hemisferio meridional, el sentido de las manecillas iría en dirección contraria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *