“Santa Clara, modelo de compromiso con el Evangelio”

La Banda (Santiago del Estero) (AICA): El sábado 11 de agosto, el obispo de Santiago del Estero, monseñor Francisco Polti, presidió una misa en la capilla Santa Clara, de la parroquia Santiago Apóstol, para celebrar la fiesta de Santa Clara de Asís. En la homilía, el prelado manifestó que “en Santa Clara de Asís descubrimos el modelo de entrega, escucha fiel y comprometida con el Evangelio” y agregó que “en este tiempo, carente muchas veces de buenos modelos, es oportuno descubrir que tenemos el ejemplo de los santos en nuestro peregrinar”. El obispo advirtió que “se pretende construir un mundo sin Dios, con el hombre como centro. Un mundo secularizado, en el que sólo cuentan los valores terrenales”.
El sábado 11 de agosto, el obispo de Santiago del Estero, monseñor Francisco Polti, presidió una misa en la capilla Santa Clara, de la parroquia Santiago Apóstol, para celebrar la fiesta de Santa Clara de Asís.

En la homilía, el prelado manifestó que “en Santa Clara de Asís descubrimos el modelo de entrega, escucha fiel y comprometida con el Evangelio” y agregó que “en este tiempo, carente muchas veces de buenos modelos, es oportuno descubrir que tenemos el ejemplo de los santos en nuestro peregrinar”.

El pastor santiagueño recordó que “Santa Clara deja a sus hijas el mensaje de vivir según el Evangelio. Esto es, vivir en obediencia, sin nada propio y en castidad. Ello es posible si consideramos que todo lo hemos recibido de Dios y a Él se le devuelve todo”.

“Se pretende construir un mundo sin Dios, con el hombre como centro. Un mundo secularizado, en el que sólo cuentan los valores terrenales. Un mundo en el que no se considera a los valores espirituales”, advirtió y añadió que el hombre sin Dios queda al descubierto, no tiene futuro “más se aleja el hombre de Dios, más se autodestruye. Se convierte en una criatura sin creador, y en un ser caído, sin posibilidad de levantarse”.

Monseñor Polti señaló que “Santa Clara, como mujer, como religiosa, como santa, puso plenamente su confianza en Dios y se apoyó en Él, y hoy está considerada como una de las figuras femeninas más importantes de la historia”.

“Es bueno –dijo el obispo- que al celebrar a los santos, nos fijemos en ellos. En sus vidas encontramos los elementos espirituales necesarios para recorrer el camino diario de la santidad. Busquemos, como cristianos bautizados en Cristo y comprometidos, atesorar riquezas para la vida eterna porque, definitivamente, en los bienes terrenos no está la felicidad”.

Como conclusión, el prelado llamó a que pidamos a Santa Clara que “desde el Cielo continúe ejerciendo sobre cada uno de nosotros el estímulo espiritual que nos lleve a la santidad, donde definitivamente radica la verdadera felicidad”. +

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *