ROTAVIRUS

Proteja a su hijo de las infecciones graves por rotavirus

El rotavirus puede causar diarrea grave en bebés y niños pequeños; generalmente la enfermedad se acompaña de vómitos y fiebre. Algunas veces, los niños con rotavirus no pueden tomar suficiente líquido para evitar la deshidratación.

Madre cargando a un bebéLos niños tienen mayor probabilidad de contraer rotavirus en el invierno y la primavera (de diciembre a junio).

El rotavirus es muy contagioso. Las personas que contraen una infección por rotavirus propagan enormes cantidades del virus a través de las heces (materia fecal). La enfermedad se transmite cuando el rotavirus entra en la boca de los bebés o los niños pequeños. Esto sucede a través del contacto con las manos de otras personas o con objetos (como los juguetes) que han sido contaminados con pequeñas cantidades de rotavirus.

Antes de que las vacunas contra el rotavirus estuvieran disponibles en los Estados Unidos, más de 200,000 niños pequeños recibían atención médica anualmente en las salas de emergencia debido a infecciones por rotavirus y entre 55,000 y 70,000 eran hospitalizados.

Protección de la vacuna contra el rotavirus

Existen dos vacunas contra el rotavirus. Ambas se administran por la boca (vía oral) y las dos son muy eficaces para prevenir la infección por rotavirus grave en bebés y niños pequeños (85-98% en los estudios clínicos originales).

  • Rotateq® se ha usado desde el 2006. Los bebés deben recibir tres dosis de la vacuna (a los 2 meses, 4 meses y 6 meses de edad).
  • Rotarix® se ha usado desde el 2008. Los bebés deben recibir dos dosis de la vacuna (a los 2 y 4 meses de edad).

La primera dosis de la vacuna contra el rotavirus puede darse desde las 6 semanas de edad y debe administrarse antes de que el bebé cumpla las 15 semanas.

Los niños deben recibir todas las dosis de la vacuna contra el rotavirus antes de cumplir los 8 meses de edad.

Padre cargando a un recién nacidoMillones de bebés en los Estados Unidos han recibido la vacuna contra el rotavirus de manera segura. Estudios en Australia y México han mostrado un leve aumento de los casos de invaginación intestinal dentro de la semana siguiente a recibir la primera dosis de la vacuna contra el rotavirus. Sin embargo, esto no se ha observado en los Estados Unidos hasta el momento. La invaginación intestinal es una obstrucción que requiere tratamiento hospitalario y puede ser necesaria la cirugía.

El pago de las vacunas

La ma yoría de los planes de seguro médico cubren el costo de las vacunas, pero es conveniente que verifique con su compañía aseguradora antes de ir al médico. Si no tiene seguro, o si su seguro no cubre el costo de las vacunas, el Programa de Vacunas para Niños(en inglés) puede ayudarle. Este programa ayuda a las familias de los niños que reúnen los requisitos y que, de otra manera, no tendrían acceso a las vacunas. Las vacunas se ofrecen sin costo para los médicos que atienden a los niños que reúnen los requisitos (en inglés).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *