RESONANCIA MAGNÈTICA AVANZAD AYUDA A DETECTAR DAÑOS OCULTOS

Las imágenes con tensor de difusión (ITD) son una forma avanzada de la toma de imágenes por resonancia magnética (IRM). Esta técnica sigue el movimiento de las moléculas de agua a través del cerebro, así proporciona una imagen detallada de la materia blanca, es decir el cableado neuronal que conecta a las células; los daños en este tejido están asociados con lesiones cerebrales traumáticas leves.

Ahora un estudio realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, y el Ejército de E.U., encontraron que los daños ocultos en el cerebro pueden ser detectados con tensor de difusión.

En un análisis a 63 soldados diagnosticados con traumatismos cerebrales sufridos durante su participación en Irak y Afganistán (a partir de síntomas como pérdida de conciencia, confusión y dolores de cabeza), los métodos estándar como la resonancia magnética o la tomografía computarizada no mostraron en la mayoría de los casos ninguna lesión en el cerebro, sin embargo a través de ITD, en estudios a los 3, 6 y 12 meses después, 20 de los soldados mostraban anomalías en la sustancia blanca de un área en el cerebro, 18 en dos o más, y 25 ninguna.

El descubrimiento de que este método identifica lesiones ocultas a través del tiempo significa que los médicos podrán detectar cualquier daño cerebral resultado del estallido de artefactos explosivos en zonas de guerra, pues hasta 20% de las tropas de E.U. desplegadas en intervenciones militares han sufrido lesiones leves en el cerebro, relacionadas con problemas mentales y psicológicos a largo plazo.

El estudio fue publicado en New England Journal of Medicine.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *