Resección hepática puede proporcionar supervivencia a largo plazo

Un estudio sugiere que la resección hepática puede suministrar beneficio de supervivencia, a largo plazo, en pacientes seleccionados con carcinoma hepatocelular (CHC) en estadío, no-temprano.

Investigadores de la Universidad Médica Kaohsiung (Taiwán) realizaron un estudio incluyendo 478 pacientes con CHC que se sometieron a resección hepática entre 1991 y 2006. De esos, 318 estaban en estadío B de la Clasificación Clínica de Cáncer Hepático Barcelona (BCLC), y 160 en estadío C de BCLC. Los investigadores examinaron y analizaron los factores involucrados en la supervivencia total y la recurrencia. Los resultados mostraron que después de un seguimiento de 29,5 meses, 304 de los pacientes habían muerto, poniendo la tasa total de supervivencia acumulada a los cinco años en 46,5% en pacientes en estadio B de BCLC, y 29,1% en pacientes en estadío C.

El análisis multivariable descubrió que los niveles de albúmina sérica por debajo o iguales a 4 g/dL, una tasa de retención del verde de indocianina, a los 15 minutos, de más de 10%, una creatinina sérica mayor de 1,2 mg/dL, multinodularidad, estadío Edmondson III o IV en la diferenciación celular tumoral, y la presencia de invasión vascular macroscópica fueron factores de riesgo independientes de mala supervivencia general. Hubo 331 pacientes con recurrencia tumoral después de la resección, y la tasa de recurrencia fue menor en el estadío B de BCLC que en el estadío C, y estuvo asociado con márgenes de corte menores de un centímetro. El estudio fue publicado en el adelanto de impresión del 3 de Julio de 2012, de la revista Surgery.

“La resección hepática puede suministrar un beneficio de supervivencia a largo plazo en pacientes seleccionados en estadío B o C de BCLC con función hepática compensada, especialmente aquellos que se presentan con un solo neoplasma sin invasión vascular”, concluyeron el autor principal, Wen-Tsan Chang, MD, y colegas de la división de cirugía hepatobiliar y pancreática.

La preocupación más grande acerca de la resección hepática es que después de la operación, el paciente puede desarrollar falla hepática, que ocurre si la porción remanente del hígado es inadecuada para proporcionar el soporte vital necesario. Aun en pacientes cuidadosamente seleccionados, se espera que aproximadamente el 10% de ellos muera pronto después de la cirugía, usualmente debido a falla hepática. En pacientes con CHC, la resección hepática se limita generalmente a pacientes con uno o dos tumores pequeños (de 5cc o menos) y confinado al hígado sin invasión de los vasos sanguíneos. Como resultado de esas guías estrictas, en la práctica, muy pocos pacientes con CHC pueden someterse a resección hepática.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *