Relación entre los calendarios gregoriano y azteca

El calendario solar azteca es un ciclo de 52 años que se divide en cuatro trecenas de años, cada uno diferenciado de los otros mediante la asignación cíclica de uno de los jeroglíficos Técpatl (pedernal), Calli (casa), Tochtli (conejo) o Ácatl (carrizo) y uno de los dígitos del 1 al 13 (representados con puntos).

Cada año azteca o Xíhuitl consta de 18 meses, de 20 días cada uno, y un mes con sólo cinco días y seis horas (Nemontemi) llamados Cempohuallis. Un posible significado para cada uno de los nombres de los meses es el siguiente (véanse [Del Paso y Troncoso, pp. 106 y ss.] y [Sahagún]):

mes numen significado posible
Atlacaualo Tláloc Lo que dejan las aguas
Tlacaxipehualiztli Xipe tótec Desollamiento de gentes
Tozoztontli Tláloc Velación
Hueytozoztli Tláloc Gran velación
Tóxcatl Tezcatlipoca Sequía
Itzacualiztli Tláloc, Quetzalcóatl y Xólotl Preparación del itzalli (frijol y maíz)
Tecuilhuitontli Quetzalcóatl, Cihuacóatl, Cinteótl y Ixtlíltzin Fiesta de los señores
Hueytecuílhuitl Cinteótl y Xipe tótec Gran fiesta de los señores
Tlaxochimaco Cihuacóatl Fiesta de las flores
Xocothuetzi Xiuteuctli Maduración de los frutos
Ochpaniztli Toci, Xicomecóatl y Atlatónan Época de la limpieza (cosecha)
Teotleco Xochiquetzalli, Tezcatlipoca y Huitzilopochtli Llegada de los dioses
Tepeíhuitl Xochiquetzalli, Tláloc y Napatecutli Fiesta de los cerros
Quecholli Mixcóatl y Tezcatlipoca tlamatcincatl Fiesta de las flechas
Panquetzalistli Huitzilopochtli Despliegue de banderas
Atemoztli Chalchiuitl Descenso de las aguas
Títitl Cihuacóatl Resurgimiento de la naturaleza
Izcalli Xiuteuctli Surgimiento de la naturaleza
Nemontemi Días festivos

Los días aztecas se agrupan en trecenas que se relacionan uno a uno con 20 jeroglíficos en forma cíclica, excepto los cinco días y seis horas del mes Nemontemi, que carecen tanto de numeral como de numen.

Los nombres de los númenes son:

Cipactli (caimán)
, Ehécatl (viento),
Calli (casa)
Cuetspallin (lagartija)
Cóatl (serpiente), Miquistli (muerte),
Mázatl (venado), Tochtli (conejo),
Atl (agua), Itzcuintli (perro),
Osomatli (mona), Malinalli (hierba),
Ácatl (carrizo), Océlotl (ocelote),
Cuauhtli (águila), Coscacuauhtli (águila real),
Ollin (movimiento), Técpatl (pedernal),
Quiáhuitl (lluvia) y Xochitl (flor).

Supuesto que cada año azteca tiene 365 días y 6 horas, éstos se suceden comenzando a diferente hora del día en un periodo de cuatro años. Así, los años Tochtli comienzan al amanecer o Iquiza Tonatiuh, los años Ácatl al mediodía o Nepantla Tonatiuh, los años Técpatl al anochecer u Onaqui Tonatiuh y, finalmente, los años Calli a la media noche o Yohualnepantla.

El criterio de conciliación de fechas entre los calendarios azteca y gregoriano parte de la fecha Ce Cóatl, Tlaxochimaco, Yei Calli (día uno serpiente, del mes en que se celebra la fiesta de las flores, del año tres casa), o 13 de agosto de 1521 (del calendario juliano), en que los españoles tomaron la ciudad de Tenochtitlan.

Los dibujos y los colores de los númenes se hicieron tomando como base los jeroglíficos que aparecen en el Códice Borgia, comentado por Seler y editado por el FCE [Seler], sin deseo de copiar o igualar la calidad de aquéllos. Deseamos enfatizar que en este trabajo no se pretende establecer o apoyar criterio alguno sobre cómo medían el tiempo los aztecas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *