REINO VISIGODO

Don Rodrigo: el fin del reino visigodo

Elegido rey en medio de intrigas y violencia, Rodrigo apenas logró mantenerse durante un año en el trono. Una invasión musulmana, alentada por sus rivales, destrutó su reino y quizá acabó con su vida.

 

La derrota del rey Rodrigo en la batalla del río Guadalete va asociada al fin de la monarquía visigoda, que durante dos siglos dominó la antigua provincia romana de Hispania. Pero Rodrigo simplemente fue el último de una serie de reyes que la habían debilitado en beneficio de una nobleza cada vez más independiente y poderosa. En el 711 las tropas musulmanas al mando de Tariq ibn Ziyad entraron en la Península, derrotaron al ejército visigodo y supuestamente dieron muerte a Rodrigo. ¿Cómo pudo Rodrigo perder el reino visigodo apenas un año después de haber subido al trono? A pesar de que la sucesión electiva de la monarquía era el sistema «legítimo» de la realeza visigoda, los reyes pronto procuraron convertir el régimen en hereditario. Y es que cuando el trono quedaba libre eran frecuentes las luchas y conjuras para usurpar el poder. Así, cuando el Senado –o más bien algunos sectores de la nobleza localizados en Toledo, en tierras de la Bética y en la región de Mérida– proclamó como heredero del trono a Rodrigo, otros grupos nobiliarios se opusieron férreamente. Más concretamente, a la muerte del rey Witiza, ciertos sectores apoyaron al hijo de éste, Akhila, como futurible monarca. Incluso el obispado católico probablemente prefería la continuidad del clan witziano. La situación del reino tampoco era de lo más idónea: los judíos se sentían molestos ante las durísimas leyes que se habían promulgado contra ellos y, por otro lado, la economía del imperio marchaba en declive. Así las cosas, la invasión musulmana –auspiciada por el grupo witziano– sorprendió a Rodrigo en plena campaña en el norte, indefenso y sin grandes efectivos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *