Reino del Ponto

El Reino del Ponto (en latín: Regnum Pontii) fue un Estado de la antigüedad fundado en el año 291 a. C. por Mitrídates I, durante el período helenístico. Estaba localizado al noreste de la península de Anatolia en la propia costa del mar Negro, entre los ríos Fasis y Halys. Debe considerarse un estado iranio heredero de la cultura persa, pero desde sus orígenes experimentó una continua influencia de la cultura helénica debido a las colonias griegas de la costa del mar Negro y a las relaciones con sus vecinos del Reino de Pérgamo y el Imperio seléucida.[1]

Su nombre deriva de Ponto Euxino, nombre que dieron los griegos jonios al mar Negro. Gradualmente, el territorio se identificó con ese nombre y en algún momento del siglo III a. C. se redujo a Ponto, que significa simplemente mar. Lo más probable es que el nombre de Ponto no fuera originalmente el nombre propio del reino: llegó a serlo solo durante el reinado del último rey (Mitrídates VI), coincidiendo con su cenit y mayor expansión; lo que provocó una serie de guerras con la República romana conocidas como guerras mitridáticas.[2] [3] Después de la muerte de Mitrídates VI, el reino fue desmantelado por Roma en el año 63 a. C.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *