Reino de Imericia

El reino de Imericia o de Imereti (en georgiano იმერეთის სამეფო) fue una monarquía cristiana que se estableció definitivamente como estado independiente a principios de la Edad Moderna cuando el reino de Georgia se disolvió en tres reinos rivales y que se corresponde en gran medida con la actual región georgiana de Imericia.

Antes de eso Imericia había sido una provincia occidental de Georgia y centro del reino antes de la reconquista de Tbilissi en 1122 por David IV de Georgia. Luego sirvió como refugio a la familia real que se instaló en Kutaisi durante las invasiones de los mongoles. Constituyó, a partir de 1258, con el gobierno de David VI Narin, un reino independiente dentro del reino de Georgia que se transformó en ducado y fue reincorporado a Georgia de 1330 a 1387.[1]

Después de la división definitiva del reino de Georgia en 1490, una rama de la dinastía Bagrationi se declaró independiente constituyendo el reino de Imericia. Varios principados se separaron luego de Imericia: Mingrelia y Guria hacia 1491; Abjasia hacia 1665; y finalmente la Svanetia hacia 1750. Desde 1455 en adelante, sin embargo, el reino se convirtió en un campo de batalla constante entre las fuerzas georgianas, persas y turcas hasta que fue anexionado finalmente por Rusia en 1810.

En la nomenclatura persa-azeri el nombre de la región es baş açıq, que literalmente significa ‘sin pañuelo en la cabeza’

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *