REGALIZ

El Regaliz es un arbusto que llega a alcanzar hasta 1,5 m de altura. Con este nombre común se conoce a la especie Glycyrrhiza glabra, cuyas partes subterráneos están muy desarrollados. La raíz de regaliz tiene múltiples empleos, ya que se utiliza como saborizante en industria alimentaria y farmacéutica, para fabricar bebidas, golosinas y por supuesto en farmacia por sus propiedades antiulcerosas y expectorantes.

Composición química. La raíz de regaliz contiene saponósidos en elevada proporción, del 5 al 13%. El principal constituyente es la glicirricina. Este compuesto tiene un alto poder edulcorante (unas 50 veces superior a la sacarosa o azúcar de mesa).

Propiedades farmacológicas. La raíz de regaliz destaca por sus múltiples aplicaciones en Farmacia. Tiene propiedades antitusivas, mucolíticas y expectorantes, lo cual se produce por un mecanismo reflejo. Además tiene propiedades antiulcerosas, incrementando la secreción de mucus gástrico y de su viscosidad, aunque esta propiedad está cuestionada. También se han descrito propiedades mineralocorticoides y antiinflamatorias, ambas relacionadas con la inhibición del metabolismo de los corticoides endógenos. Finalmente se han descrito efectos antiinfecciosos frente a virus y bacterias, y propiedades antihepatotóxicas, inmunoestimulantes y cicatrizantes.

Indicaciones terapéuticas. El empleo de regaliz estará indicado en catarros de las vías respiratorias, en tratamiento y prevención de úlcera gástrica o duodenal, estreñimiento, dispepsias hiposecretoras y flatulencias. Además de los procesos que cursan con inflamación e irritación de la mucosa orofaríngea, la raíz de regaliz también tiene utilidad en procesos irritativos e inflamatorios cutáneos como dermatitis seborreica de la cara, eczemas atópicos, eritema del pañal, prurito vulgar (picor) y picadura de insectos.

Efectos indeseables y contraindicaciones. Hay descritos numerosos efectos indeseables consecuencia de su interacción con el metabolismo de los corticoides. Aunque no se han citado efectos secundarios ni interacciones a las dosis habituales, el uso prolongado de regaliz (más de 50 g de droga al día), puede provocar la aparición de edemas, hipocaliemia (disminución de potasio), hipertensión arterial, trastornos de la contractilidad y anomalías del ritmo cardiaco. La raíz de regaliz está contraindicada o debe administrase con precaución en pacientes con hepatitis colestáticas, cirrosis, hipertensión arterial, insuficiencia cardiaca o renal, hipocaliemia, diabetes y en mujeres embarazadas.

Posología. La dosis media recomendada en procesos respiratorios es de 5 a 15 g de droga. En el caso de úlceras gastroduodenales se recomienda la dosificación de 1,5 a 3 g de droga repartida en varias tomas al día. No deben superarse las 4-6 semanas de tratamiento sin control médico. La posible hipocaliemia se puede evitar con una dieta rica en potasio, mediante la ingesta de plátanos por ejemplo.

Otros empleos. El regaliz posee otras aplicaciones dentro y fuera de la farmacia. Es un potente edulcorante y potenciador del sabor. Esto hace que independientemente de sus propiedades se utilice como excipiente en jarabes y otros preparados orales. También se utiliza en la fabricación industrial de bebidas como aperitivos, sodas y cervezas negras, en confitería y para la confección de determinados tipos de tabaco.

Publicado por La Herbloguisteríaa las 11:29

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *