REFLEXIÒN. SUSURRO DE NIÑO

Susurró el niño…”Dios, habla conmigo”…y entonces una alondra del campo cantó, pero el niño no la escuchó.
El niño miró alrededor y dijo: “Dios
, déjame verte”…y una estrella se iluminó brillantemente, pero el niño no se dio cuenta.
Y el niño gritó: “Dios, muéstrame un milagro” …y una vida nació, pero el niño no se dio cuenta.
Así que el niño lloró desesperadamente, y dijo: “Dios, tócame para saber así si te encuentras aquí”, con lo cual dios se inclinó y en forma de mariposa tocó al niño, pero el niño alejó la mariposa y se apartó sin saberlo.
Muchas veces, las cosas que pasamos por alto son aquellas que hemos estado buscando. No te pierdas las bendiciones del Todopoderoso simplemente porque no están envueltas como tú esperas.
El Señor tiene sus formas de acceder a tus peticiones…de hablarte… de acercarse a ti…
Tienes que estar atento! Que dios te bendiga!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *