REFLEXIÒN .Pasión con dedicación

Hoy quiero motivarme para este sabio adagio de Nieztche: Quien tiene un buen «por qué», acaba por encontrar el «cómo».

Cuando se unen la pasión y la dedicación, pocas metas se tornan inalcanzables y muchos imposibles se hacen posibles.

El escritor Robert Conklin cuenta estos casos en su libro «Piense en lo mejor de la vida».

– Una asustada granjera de sólo metro y medio de altura levantó un tractor de unos 800 kilos para liberar a su marido aprisionado. Después se necesitaron tres hombre fornidos para volver a poner el tractor sobre sus cuatro ruedas.

– Un muchacho de 12 años levantó un tronco caído sobre las piernas de su padre. Cuatro hombres apenas pudieron moverlo más tarde.

– Y en otra parte leí el caso de la mamá que levantó un pesado carro para sacar a su niño presionado por una de las ruedas.

Después del hecho quisieron que lo repitiera para T.V. y sólo cuatro hombres pudieron mover el vehículo.

TU ESPIRITU
EN FRECUENCIA MODULADA
Gonzalo Gallo González

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *