REFLEXIÒN.INDIVISIBLE…

En algún lugar del mundo alguien siente
lo mismo por tí.
En algún lugar del mundo hay un ser
que te pertenece.
Dios creó a los seres hombre y mujer
de la misma esencia…
El secereto es encontrar esa mitad gemela
indivisible, intangible.
Podrás en esta vida nunca encontrarla
pero sentir su presencia…
Podrás estar muy cerca y seguramente vibrarás…
Mas cuando sus caminos se crucen inesperadamente
jamás podrán separarse
algo extraño sucederá sin explicación terrenal.
Más allá de las diferencias
físicas y mentales…
más allá del entendimiento, más allá de todo
allí estarán mirándose,
aproximándose,
percibiendo esa atracción en la cercanía y en la lejanía.
No conseguirán alejarse, tal vez lo hagan
carnalmente
pero nunca sus espíritus… porque ellos sin duda
están destinados a ser uno solo
y benditos por el Señor…
Su amor será eterno
inevitable, sublime,
inexplicable, celestial.
Cuando sientas dolor, tristeza, desazón,
alegría, felicidad…
sabrás que el otro podrá sentirlo por igual
y que orará por tí
donde quiera que estés
donde quiera que él esté…
Cuando tú lo descubras,
cuando presientas su existir
entonces podrás dar
Aleluya por esto
Aleluya por el Amor!!!

Oscar Campos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *