REFLEXION.Elección personal

Por motivos ajenos a nuestra voluntad la tristeza puede golpear a la puerta de nuestra casa. Con todo, ella siempre necesita de nuestro consentimiento para hospedarse dentro. Pues sufrir todo el mundo sufre, pero ser y vivir triste es una elección personal.

La luz del sol penetra e ilumina nuestra casa conforme vamos abriendo las ventanas.

Así también es nuestra vida: podrá ser vivida en las tinieblas y en la melancolía, si nos encerramos en nosotros mismos, o en la luz y la alegría si, a pesar de las oscuridades normales de cada día, tenemos el coraje de enfrentar la vida, abriendo las ventanas y no trancándose en sí mismo.

No se debe olvidar que en un corazón lleno de amor no hay lugar para la soledad, pues una persona que ama, siempre tiene la presencia de alguien.

NUNCA ES TARDE

para recomenzar una vida

Padre Juca

**********

Saber perdonar

Si quiero avanzar en un vehículo no puedo hacerlo en reversa.

Entonces, ¿cómo puedo ser feliz hoy, rumiando las ofensas del ayer?

Acaso no es casual que en español las palabras reversa, rencor y resentimiento empiecen por «re»

Cada minuto malgastado en el reconcor es una re-caída y un re-traso en el logro de la felicidad.

Por eso, si de verdad, no quieres hacerte más daño que el que te causó el ofensor, elige perdonar.

Para lograrlo decide sentarte todos los días con un crucifijo en las manos, unos cinco o diez minutos, mínimo un mes.

Cotempla fijamente a Cristo en la cruz y medita sus palabras: «Padre, perdónales porque no saben lo que hacen».

Pídele luego que te ayude a ver a los que hacen el mal como seres equivocados y sin luz, no como bestias o miserables.

Y con su ayuda ora por ellos con amorosa comprensión.

Hazlo y dejarás de andar en reversa. Hazlo y podrás estar en paz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *