REFLEXIÒN .AYUDA CON TU DIALOGO

Ayuda también con la conversación.

Una buena palabra , una sonrisa de

aliento ,un pensamiento constructivo,

muchas veces es el punto de partida

para aquellos que nos rodean.

Si observa tristeza o preocupación,

procura ayudar.

Si no puedes actuar, habla.

Si no puedes hablar, al menos piensa

firmemente deseando la felicidad

y ésta cumplirá su objetivo.

¡Pero ayuda siempre!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *