Red de factores de transcripción regula desarrollo del corazón y de órganos craneofaciales

Un equipo internacional de investigadores en el campo de la medicina regenerativa ha identificado un conjunto de factores de transcripción que funciona como una red jerárquica reguladora, que inicia la formación del corazón y de los órganos craneofaciales en el embrión en desarrollo.

Informaron en la edición en línea, del 29 de octubre de 2012, de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) de los Estados Unidos de América que habían identificado el Lhx2 (LIM/proteína de homeosecuencia) como un jugador no descrito previamente durante el desarrollo cardíaco y del músculo faríngeo.

Situado en el mesodermo faríngeo (PM), se encontró que el Lhx2 interactúa genéticamente con otros dos cofactores, Tcf21 y Tbx1, el determinante principal en la etiología del síndrome palato cardio-facial/de deleción de 22q11.2, de DiGeorge. La inactivación de los genes que codifican estos factores de transcripción en ratones produjo animales con las características cardiacas específicas de este síndrome.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *